Buscar
Usuario

Vida

Portugal aprueba la gestación subrogada

El país ibérico aprueba una legislación restrictiva que sólo ampara a las madres con problemas de fertilidad.

Portugal ha aprobado la gestación subrogada para todas las mujeres que tengan problemas de fertilidad, sin útero o que cuenten con algún tipo de lesión. Una ley muy restrictiva pero que ya está siendo considerada como un referente para otros países como España.

Los requisitos son los siguientes: la mujer tendrá prohibido recibir ninguna remuneración económca, tan sólo alguna compensación en el caso de que se deriven gastos médicos.

Portugal ha aprobado la gestación subrogada "Portugal ha aprobado la gestación subrogada"

Además, la gestante no podrá tener ningún tipo de relación con la pareja, una forma según la ley de "evitar potenciales riesgos psicológicos y afectivos que esta relacón supone". Por otro lado, el límite fijado por embarazo se centra en un embrión por gestación, y se establece que tanto la madre como la gestante deberán tener menos de 50 años.

La aprobación de esta norma llega, no obstante, con cierta polémica: La ley ha sido recurrida ante el Tribunal Constitucional, y no contempla ningún tipo de atención para parejas homosexuales, que quedan excluidas de la norma, tal y como habían solicitado los colectivos.

Situación en España

Mientras tanto, la situación en España es de completa alegalidad: ningún partido ha querido abrir el 'melón' en este asunto, lo que ha creado un limbo jurídico que deja en muchos casos desprotegidas tanto a las madres gestantes como a los solicitantes.

Ciudadanos ha sido uno de los firmes defensores de la gestación subrogada "Ciudadanos ha sido uno de los firmes defensores de la gestación subrogada"

En todos los ámbitos de la sociedad, la opinión es diversa: frente a gran parte de los colectivos feministas que consideran que la norma es una 'mercantilización' de los cuerpos de las mujeres; algunos colectivos homosexuales han pedido la aprobación de una legislación de estas características.

En cuanto a los posicionamientos políticos, la división es palpable: en el arco conservador, Ciudadanos aprueba abiertamente la medida, mientras que el PP tiene a cabezas visibles como Feijóo dispuestos a permitir una normativa de estas características.

En la zona progresista, Podemos ha jugado tradicionalmente a la ambiguedad, relegando para el debate, pero con posturas enfrentadas con un grupo anticapitalista como principal sector en contra de la gestación subrogada. El PSOE se ha posicionado siempre en contra.

Artículos recomendados

Comentarios