'Pornocracy', el documental que denuncia las condiciones humillantes de los actores porno

'Pornocracy', el documental que denuncia las condiciones humillantes de los actores porno

El documental 'Pornocracy' pretende concienciar a la sociedad acerca de cómo se han devaluado las condiciones de los actores de la industria pornográfica.

Cine Daniel Requena Esteve Daniel Requena Esteve 16 Marzo 2017 10:00

El mundo de la interpretación es, en general, un mundo lleno de impedimentos donde asegurarse un futuro profesional es tarea difícil. Pero todavía resulta más dificil ser actor en la industria pornográfica y pretender vivir de ello.

El trabajo de actor porno ha pasado por varias fases, desde ser un trabajo vergonzoso y señalado por muchos, siendo más tarde uno de los trabajos más cotizados y hasta la actualidad, donde se ha convertido en uno de los trabajos más devaluados y con más intrusismo. 

La llegada de Internet ha supuesto para esta industria su "talón de Aquiles", pues se ha pasado de comprar o alquilar las películas en VHS o DVD ha acceder de manera gratuita e ilimitada a prácticamente todos los contenidos audiovisuales. Eso conlleva, como es lógico, que el sueldo de los actores haya disminuído drásticamente. Por ejemplo, si un actor cobraba antes por película al rededor de 3.000 dólares, ahora cobra tan solo 600.

Además, hay muchas maneras de dedicarse a esta industria sin realizar ninguna película con una productora. Desde webcams en las que expones tu cuerpo previo pago de los usuarios que te ven, hasta incluso tu propio video amateur que luego rentabilizas.

Chica trabajando desde casa a traves de su webcam "Chica trabajando desde casa a traves de su webcam"

¿Qué provocan estos factores? Que esta profesión, tan respetable como cualquier otra, se haya convertido en un complemento salarial, pero en ningun caso, una profesión de la que puedas vivir todos los meses. Todo esto sin contar las innovaciones cuanto menos curiosas a las que tienen que estar expuestos los actores, que en algunos casos, rozan la humillación.

Por si fuera poco y para más inri en toda esta historia, MindGeek  ha creado un monopoilio en este sector, teniendo en sus manos YouPorn, RedTube, GayTube y Tube8. Además, también posee los estudios Brazzers, Digital Playground, Reality Kings, Twistys y hasta  incluso tiene en su poder gran parte de Playboy.

Comentarios