Buscar
Usuario

Noticias

El nuevo pasatiempo de Urdangarín en la cárcel: cultiva un huerto

El marido de la infanta Cristina ha encontrado en el cultivo de verduras y hortalizas una forma de pasar el tiempo en prisión.

Desde el pasado 18 de junio, Iñaki Urdangarín permanece en la cárcel cumpliendo la condena que le impusieron por el Caso Nóos: cinco años y diez meses. En ese tiempo hemos sabido mucho sobre las condiciones en las que el cuñado del rey vive en la prisión de Brieva (Ávila), que si módulo y gimnasio para él solo, que si comida deliciosa a diferencia de la que disponen los presos comunes, más visitas de las permitidas... Vamos, que sí que no son unas vacaciones pero no es normal el trato de favor que recibe por ser quien es, mientras que los demás encarcelados se rigen por unas normas específicas. 

Pero claro está que permanecer solo tanto tiempo pasa factura y por eso Urdangarín quiere matar el tiempo a toda costa, así que aprovecha todo lo que esté a su disposición. En el gimansio cuenta con bicicleta estática, una cinta para correr y una espaldera en la que puede hacer los ejercicios que desee, aunque esto parece ser que ya le aburre demasiado y ahora quiere compaginarlo con las verduras. No es que se haya hecho vegetariano, sino que ha comenzado a cultivar verduras y hortalizas en los maceteros que se encuentran en el patio. 

Iñaki Urdangarín cuando era jugador de Balonmano "Iñaki Urdangarín cuando era jugador de Balonmano"

En la información ofrecida por El Español se asegura que "al ser el suelo de su patio de recreo de cemento, Urdangarin cultiva tomates, pimientos y otro tipo de vegetales en grandes maceteros". Según instituciones penitenciarias estos maceteros no se han comprado para el exduque, sino que son los mismos que se compraron cuando el exdirector de la Guardia Civil, Luis Roldán, ocupó el mismo módulo en el que vive Urdangarín. Y es que el exjefe de la benemérita cultivaba bonsais, pero el cuñado de Felipe VI parece ser mán amante de la huerta. 

Apegado a la religión y a la tele 

Lo que no hace el marido de la infanta Cristina es cultivar su mente, ya que el citado medio asegura que este "ni lee ni escribe" y tampoco habría "solicitado ampliar sus estudios". Por el contrario lo que sí hace mucho, además de ejercicio, es ver la televisión, así que parece ser que se enteró por la pequeña pantalla de las grabaciones en las que Corinna asegura que Juan Carlos I la utilizó de testaferro. 

Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina con el Papa Benedicto XVI "Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina con el Papa Benedicto XVI"

Instituciones penitenciarias también le permite disfrutar de su pasión por el running, ya que le deja correr por la tarde en solitario en el polideportivo de la cárcel. Así que no coincide con las presas que cumplen su condena en los diferentes módulos de mujeres. El horario del que dispone Urdangarín para correr es de 15 a 16:30, pero lo hace bajo la supervisión de un funcionario. 

Otro de los refugios del exduque de Palma es la religión. Y es que según el mencionado digital este suele hablar mucho con el párroco de la prisión y con las monjas que imparten talleres a las reclusas. Sin embargo, al no poder acudir a la capilla tanto el cura como las monjas acuden a su celda para darle consejos espirituales.

Artículos recomendados

Comentarios