¿Podrían el petróleo y la economía china provocar una nueva crisis económica?

¿Podrían el petróleo y la economía china provocar una nueva crisis económica?

A pesar de que diariamente nos dicen que la economía española está creciendo y que estamos saliendo de la crisis, problemas como la crisis del petróleo o de la economía china nos hacen replantearnos estas afirmaciones.

Economía Lola L. Muñoz Lola L. Muñoz 01 Junio 2016 14:00

A pesar de que todavía queda prácticamente un mes para que se produzcan las elecciones del 26 de junio, parece que todos nuestros políticos están ya de campaña electoral. Rajoy ha anunciado que pretende bajar los impuestos (a pesar de que nadie se explica de dónde va a sacar el dinero para hacer eso) y la cantinela sobre el crecimiento económico en nuestro país sigue su curso.

Por otra parte, muchos son los mensajes que nos llegan sobre la inestabilidad y la incertidumbre de la situación política española: a la carencia de Gobierno electo se le une el miedo que, aparentemente y según los medios de comunicación, tienen los mercados con el auge del "populismo" en nuestro país. Que no es otra cosa que una forma de hacer referencia a Podemos.

Rajoy afirma que la economía española continúa creciendo "Rajoy afirma que la economía española continúa creciendo"

Asimismo, el eje de la campaña del Partido Popular se basa en contar que la economía está mejorando: poco a poco el paro va bajando, la economía sigue creciendo y estamos saliendo de lo peor de la crisis económica de 2008. Incluso aunque España no ha controlado aun el déficit, la multa de la Unión Europea no nos llegará hasta que acaben las elecciones.

Pero, ¿son realmente estos los verdaderos problemas? ¿Es el auge del "populismo" en España lo que debería preocuparnos? ¿Es cierto que los datos macroeconómicos de nuestro país tengan posibilidad de mejorar verdaderamente? Está claro que este país, como cualquier otro, está inevitablemente ligado a lo que suceda en el resto del mundo. ¿Y si en el resto del mundo se produjese una nueva crisis económica?

La crisis del petróleo, un problema preocupante

A principios de este año la bolsa comenzó a bajar vertiginosamente en todo el mundo. A pesar de que no había un consenso sobre los motivos por los cuales esto se estaba produciendo, parece más o menos claro que el petróleo y la crisis china juegan una parte fundamental.

Arabia Saudí es el principal productor de petróleo "Arabia Saudí es el principal productor de petróleo"

Precisamente el año pasado cerró con el barril de crudo a 37 dólares, un precio que está por los suelos, y se estima que en los últimos dos años el precio se ha desplomado en un 70%. La demanda de este producto ha decrecido bastante en relación a la oferta que se puede encontrar en el mercado. Esto ha ocurrido fundamentalmente por dos motivos: China ha frenado sus importaciones de petróleo y Arabia Saudí, uno de los principales países productores, no ha puesto techo a su producción.

Para que el precio vuelva a subir, y así continúe siendo rentable el negocio de las petroleras de forma que no comiencen las desinversiones, sería necesario frenar la producción de petróleo, algo que podría hacer Arabia Saudí. Sin embargo, aunque este movimiento pondría solución al problema de los precios, también pondría en riesgo su cuota de mercado.

Un arma contra posibles competidores

Y es que, con el levantamiento de las sanciones a Irán, hay un nuevo miembro en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP); miembro que está exportando diariamente en torno a dos millones de barriles al día, y que espera volver a sus cifras anteriores al veto, que rondan los tres millones diarios. La gran mayoría de este crudo, por otra parte, está dirigida al continente asiático.

Por tanto, Arabia Saudí compite en ese continente con Rusia, Estados Unidos, Irak... y ahora Irán, un país con el que ha mantenido malas relaciones, puesto que ambos luchan por la hegemonía del Oriente Medio. Mantener a la baja el precio del petróleo puede suponer, por tanto, un arma arrojadiza que lanzar al Gobierno iraní.

Irán produce dos millones de barriles de petróleo al día "Irán produce dos millones de barriles de petróleo al día"

Por otro lado, algunas de las técnicas más utilizadas por sus otros competidores, especialmente por Estados Unidos, es el fracking. Esta técnica consiste en extraer el petróleo del subsuelo a través de la inyección de agua a alta presión, un método que permite extraer el crudo en lugares en los que no es rentable hacerlo por cualquier otro método. A pesar de que esta alternativa es sumamente dañina para el medio ambiente, el hecho de que rentabilice pequeñas bolsas de gas o petróleo ha dado pie a que pequeñas compañías entren en el mercado.

Sin embargo, con la precipitada caída del precio del crudo ya no resulta rentable acceder a esas bolsas, porque deja a la compañía sin margen de beneficio. Si tenemos en cuenta que muchas de estas empresas se han sostenido con créditos firmados antes de la caída del precio del petróleo, entenderemos por qué están pasando por tan mal momento. Menos competencia para Arabia Saudí.

La ralentización de la economía China

Por otro lado, China ha reducido significativamente sus importaciones de petróleo. Esto tiene una clara explicación: en enero se revelaba que el crecimiento de la economía china se había ralentizado en torno al 7% anual, una de las tasas más reducidas de los últimos 25 años.

Poco tiempo después, el Fondo Monetario Internacional publicó la actualización a sus predicciones económicas mundiales, al tiempo que afirmaba que una caída de la economía china podría tener un efecto de contagio en el comercio internacional.

La economía china crece en torno al 7% anual "La economía china crece en torno al 7% anual"

Y es que China ha frenado sus importaciones en todos los campos, también en maquinaria, bienes o materias primas. Por tanto, todos aquellos países que exporten productos al país asiático se van a ver fuertemente afectados. Los países emergentes, con Brasil a la cabeza, van a notar esta situación. El 15,3% de los productos exportados por Brasil se dirigen a China, por un valor de 40.900 millones de dólares.

El resto de países también van a notar la ralentización. Según un estudio del Banco de España, además de Brasil, países como Rusia, Arabia Saudí, Chile, Australia y Sudáfrica verán un impacto en su economía por valor de entre un 1,6% y un 6,4% del PIB. Según el mismo estudio, la demanda China representa para España el 0,5% del PIB.

Y todo esto ocurrirá únicamente porque China ha visto ralentizada su economía. Es decir, sigue creciendo, pero no tan rápido como se preveía. ¿Qué pasará cuando este gran gigante se estanque, cuando ya no pueda crecer más?

Comentarios