Un oso polar moribundo a causa del cambio climático desata la polémica

Un oso polar moribundo a causa del cambio climático desata la polémica

La falta de masas polares está condenando a estas especies a su desaparición total.

Ciencia Adrián Parrondo Adrián Parrondo 17 Diciembre 2017 17:03

La imagen ha recorrido medio mundo. Se trata de una instantánea capturada pro el fotógrafo de National Geographic Paul Nicklen, en la que se muestra un gran oso polar esquelético, moribundo, intentando aferrarse a la vida.

En su hábitat, suponemos, debería de encontrarse rodeado de comida, frío, hielo. Sin embargo, lo que rodea a este animal es una suerte de páramo desangelado cubierto por una manta de basura. Un medio completamente degradado que, finalmente, le ha llevado a la muerte.

Es la mayor metáfora del calentamiento global que está perpetrando la raza humana y que ya se está cobrando vidas. Todo un desastre natural en una zona especialmente sensible como la Isla de Baffin en pleno Ártico canadiense.

"Mi equipo estaba luchando contra las lágrimas y sus emociones al documentar a este oso polar moribundo. Es una escena estremecedora que aún me persigue", ha asegurado Nicklen, que además ejerce como cofundador de la organización Sea Legacy encargada de conservar la vida marina.

La imagen ha dado la vuelta al mundo "La imagen ha dado la vuelta al mundo"

"Así es como se muestra el hambre. Los músculos se atrofian. Sin energía. Es una muerte lenta y dolorosa", ha asegurado este activista. "Somos una especie visual", recalca. Y no se equivoca: la imagen supone todo un golpe de realidad para muchas personas que aún no son conscientes del daño irreparable que estamos brindando a nuestro planeta (y de presidentes como Donald Trump que aún lo niegan).

Los científicos ya han señalado que las poblaciones de osos polares irán disminuyendo progresivamente en las próximas décadas hasta su total extinción. Se trata de un peligro que se unirá a la pérdida de terrritorios como la práctica totalidad de archipiélagos del Océano Pacífico.

La mayor parte de los usuarios e incluso de la comunidad científica ha apoyado la fotografía y la denuncia a la que alude. Sin embargo, un pequeño porcentaje asegura que el territorio en el que ha sido capturada suele descongelarse durante la época estival y que la fotografía fue capturada en pleno verano.

De hecho, se ha llegado a insinuar que el animal padecía algún tipo de cáncer agresivo o que, simplemente, padecía algún tipo de enfermedad mortal de la que no ha conseguido sobrevivir.

Sin embargo, la pérdida de masas de hielo está provocando situaciones como la presente. No es la primera vez que sucede una situación de estas características, aunque la comunidad científica no consigue acordar, en este caso, una explicación única.

Comentarios