Buscar
Usuario

Economía

Los obispos guardan en los bancos más de 70 millones provenientes del IRPF de la Iglesia

Los ahorros de la iglesia han crecido un 75% con el IRPF en los últimos cuatro años.

La Conferencia Episcopal ha creado un fondo de reserva con más de setenta millones de euros que guardan en los bancos, provenientes de la asignación tributaria del IRPF. Se ha hecho con la intención de prevenir que en un futuro no cuenten con los ingresos suficientes a través de la declaración de la renta. 

En los últimos cuatro años, los mayores ingresos han permitido que la acumulación de remanentes haya hecho crecer los fondos de reserva en un 75%. Los obispos han elaborado unos presupuestos estables en esos ejercicios.  

Las cuentas de la Conferencia Episcopal para el IRPF han mantenido una previsión de ingresos por este concepto en 250 millones de euros anuales. Esto fue así en los presupuestos de 2016 a 2018, pero la recaudación fue mucho mayor. 

Ingresos de récord

Datos oficiales de la Conferencia Episcopal "Datos oficiales de la Conferencia Episcopal"

Los datos ofrecidos por la Conferencia Episcopal especifican que los ingresos del IRPF para los fines de la Iglesia católica del 2017 alcanzaron una cifra récord: 267,8 millones de euros. El superávit del último ejercicio del IRPF liquidado asciende a 17,2 millones de euros, teniendo en cuenta que el presupuesto para ese año fue de 250,6 millones. Este superávit es el más alto conseguido por la recaudación del IRPF de la Iglesia, si es que no dedican parte de él a otros fines.

Es interesante señalar que el presupuesto que la Iglesia había preparado para 2019 asciende a una cantidad de 256 millones. Por esto se intuye que las cuentas van a percibir sucesivos superávits a pesar de que la liquidación de lo recaudado por el IRPF de 2017 no se realice hasta este año. 

En 2007 se cambió el sistema de financiación de la Iglesia católica en España. Esto permitió que la cantidad de dinero acumulada en el fondo de reserva de los obispos ascendiera a unos 41 millones en el ejercicio de 2013. Desde entonces, a través de los Presupuestos Generales del Estado, ya no se garantiza una dotación mínima a la Iglesia. Ahora se ingresa estrictamente lo que se recauda a través de la asignación tributaria. 

Aprovechando esta circunstancia, se creó el fondo de reserva, ya que este salto supuso un incremento considerable de la recaudación de la Iglesia católica. Parte del incremento de recaudación fue destinado a otros fines, como compensar a las diócesis por haber perdido la exención del IVA, por ejemplo. 

Artículos recomendados

Comentarios