Buscar
Usuario

Política

Muere Mijaíl Gorbachov, el último líder de la URSS, a los 91 años

El padre de la perestroika y uno de los grandes símbolos políticos del siglo XX ha fallecido tras una "larga y grave enfermedad".

Muere Mijaíl Gorbachov, el último líder de la URSS, a los 91 años

El último presidente de la URSS y padre de la perestroika, Mijaíl Gorbachov, ha fallecido este martes 30 de agosto en Moscú a los 91 años tras "una larga y grave enfermedad", según ha dado a conocer el Hospital Clínico Central de la capital rusa.

Gorbachov, uno de los grandes símbolos político del siglo XX asociado al final de la Guerra Fría, será enterrado en el cementerio de Novodevichy de Moscú, donde yacen los restos de destacados personajes de la historia de Rusia y donde está también la tumba de su esposa, Raísa.

Vladímir Putin ya ha trasladado sus condolencias, según ha informado el Kremlin, que ha indicado que el mandatario "expresa su profundo pesar por la muerte de Gorbachov" y que "enviará un telegrama de condolencias a sus familiares y amigos". El actual presidente ruso le ha reconocido en el pasado como uno de los estadistas más importantes de la historia a nivel mundial.

Mijaíl Gorbachov nació en 1931 en Privolnoe, un pueblo del norte del Cáucaso, en lo que hoy día es el territorio de Stávropol. Se licenció en Derecho en la Universidad Estatal Lomonósov de Moscú (MGU), en donde conoció a la que sería su esposa, Raísa Maxímovna. Ingresó en el Komsomol, las juventudes comunistas, y, en 1971, fue elegido miembro del Comité Central del PCUS.

Dirigió la URSS entre 1985 a 1991, primero al frente del Comité Central del Partido Comunista y del Soviet Supremo y después como presidente. Junto con las reformas, avanzó hacia un acercamiento a Occidente para poner fin a la Guerra Fría y tratar de sofocar el peligro de guerra nuclear. Gracias a él se firmaron los primeros acuerdos de desarme con Estados Unidos.

En 1991 dimitió tras el acuerdo de disolución con Bielorrusia y Ucrania, ya con el Telón de Acero en retirada. Artífice de los primeros pasos de la Rusia moderna y Premio Nobel de la Paz en 1990, simboliza el fin de una era para la otrora poderosa Unión Soviética y su legado sigue siendo incómodo en ciertos sectores.

En marzo de 2021, cuando cumplió 90 años, insistió en su defensa de la perestroika, la política reformista que abrió las puertas de la Rusia actual y que consideraba su mayor logro político. "Estoy completamente convencido de que era necesaria y de que nos movimos en la dirección correcta", dijo entonces en una entrevista a la agencia TASS, afirmando que en esa etapa "el pueblo ganó libertad" y se puso fin a "un sistema totalitario".

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar