Buscar
Usuario

Vida

La felicidad de una modelo trans y su marido, también trans, embarazado

La pareja tuvo que dejar de tomar hormonas durante un tiempo para poder formar una familia por el método natural.

La felicidad de una modelo trans y su marido, también trans, embarazado

Danna Sultana es una modelo colombiana que está a punto de ser madre de su primer hijo, Ariel, que llegará al mundo en el mes de junio. Sin embargo, no será ella la que dé a luz al bebé, sino su marido, Esteban Landrau, que está ya en la fase final del embarazo.

Al ser una mujer transgénero, la modelo colombiana no puede concebir ni llevar al bebé en su vientre, por lo que el encargado de hacerlo ha sido su marido, también trans. Así, han podido cumplir su sueño de formar una familia.

Danna Sultana y Esteban Landrau serán padres en junio "Danna Sultana y Esteban Landrau serán padres en junio"

Al principio se plantearon otras opciones como la adopción o incluso recurrir a un vientre de alquiler. Sin embargo, finalmente, optaron por el método natural, por lo que ambos tuvieron que dejar de tomar hormonas para volver a generar óvulos y espermatozoides.

Ninguno de los dos está operado genitalmente, por lo que ha sido posible llevar al cabo el embarazo por el método natural. No obstante, Landrau no podrá amamantar al niño cuando nazca ya que se realizó una mastectomía bilateral.

Embarazo trans

A través de las redes sociales, Danna y Esteban presumen de embarazo trans "A través de las redes sociales, Danna y Esteban presumen de embarazo trans"

A través de las redes socales ambos han compartido todo el proceso del embarazo. Desde que se enteraron de la noticia hasta las ecografías de Ariel y, cómo no, posados luciendo barriguita dando buena cuenta de lo bien que iba todo y compartiendo su felicitad.

Han tratado, además, de dar visibilidad a la experiencia de llevar adelante un embarazo transgénero, por lo que han acudido a algún que otro medio de comunicación, donde han normalizado el asunto incluso tirando de humor. "Nunca me dieron náuseas o vómitos, tampoco caprichos o mareos. Al contrario, los antojos los tiene ella", bromeó el padre.

Artículos recomendados

Comentarios