Buscar
Usuario

Cine

Las 10 mejores escenas de sexo lésbico del cine

De 'El ansia' a 'Atómica', repasamos diez secuencias icónicas de sexo lésbico que hicieron historia.

Las 10 mejores escenas de sexo lésbico del cine

Mientras que la representación de relaciones entre hombres en el cine haya conseguido cierto cariz de normalidad (teniendo en cuenta que todavía no hemos avanzado todo lo que deberíamos en pleno siglo XXI), la cuota de mujeres lesbianas en el cine como personajes de ficción y protagonistas absolutas de historias, es algo que Hollywood todavía no ha asumido del todo bien.

Pese a que la historia del cine nos haya dado a a mujeres abiertamente lesbianas (y, en muchas ocasiones, de forma velada y entendidas como tales a través de una serie de códigos ocultos y subtextos con la intención de esquivar a la censura de años atrás), las relaciones explícitas entre dos mujeres en el cine se habían quedado como algo puramente adscrito al cine de explotación y lo erótico, que ya desde los años setenta se encargaron de explotar hasta la saciedad, siempre desde una perspectiva puramente heterosexual para el disfrute de los ojos del espectador hombre al que satisfacer sus fantasías sobre mujeres manteniendo sexo.

En el presente especial, hacemos un repaso a diez películas clave en lo que a la plasmación de sexo entre mujeres se refiere, y las cuales supusieron un escándalo en su momento y que, muchas de ellas, sirvieron para normalizar algo tan común como lo puede ser el ver a un hombre y una mujer haciendo el amor frente a una cámara.

1 'El ansia'

'El ansia', de Tony Scott "'El ansia', de Tony Scott"

En 1983, Tony Scott estrenaba un título sobre vampiros que acabaría convertido en película de culto, la cual cambiaba la figura masculina del Conde Drácula por lo que podríamos entender como su símil femenino, alejado de la figura de Erzsébeth Báthory y su gusto por los baños en sangre de campesinas vírgenes. Catherine Deneuve era quien encarnaría a Miriam Blaylock, una vampiresa coleccionista de arte y amante de la alta cultura, a cuyos encantos acabarán rendidos tanto David Bowie como Susan Sarandon.

Esta, metida en la piel de la doctora Sarah Roberts, una experta en gerontología, acabará sucumbiendo a los encantos de la enigmática y milenaria Blaylock, para acabar compartiendo uno de los encuentros íntimos más subidos de tono de principios de los ochenta, y el cual le valdría a 'El ansia' la etiqueta de título erótico de los que hicieron subir la temperatura a los más puritanos.

2 'Lazos ardientes'

'Lazos ardientes', de Lana & Lilly Wachowski "'Lazos ardientes', de Lana & Lilly Wachowski"

Pese a que en realidad estemos ante un neo noir que se atrevía a pervertir las normas del género, 'Lazos ardientes' fue publicitada en su momento como un thriller erótico en la línea de 'Instinto básico', algo que jugaría en su contra para aquellos que esperasen un alo contenido de secuencias de sexo.

En ella, Jennifer Tilly era la novia de un mafioso, Violet, quien un día conocerá a Corky, interpretada por Gina Gershon como una ladrona que acaba de salir de la cárcel. Juntas, decidirán fugarse con el dinero que esconde él en su piso, empujadas por la irresistible atracción que surgirá entre ambas y que daría una de las secuencias eróticas más recordadas de los noventa, y que con el paso de los años puede leerse incluso en clave de absoluta liberación femenina por parte de las Wachowski, quienes allá por 1996 todavía estaban recluídas tras las identidades de Larry y Andy.

3 'Juegos salvajes'

'Juegos salvajes', de John McNaughton "'Juegos salvajes', de John McNaughton"

Volviendo a los lugares comunes del neo noir, en 1998 'Juegos salvajes' sí que cumplía las expectativas en cuanto a las escenas calientes que prometía, las cuales servían como un bálsamo de desahogo ante el intenso mejunje entre drama judicial, cruces de acusaciones (a cada cual más descabellada) y misteriosas muertes que se desatarán en el caluroso Blue Bay, en Florida.

Matt Dillon era el responsable de dar vida a Sam Lombardo, un consejero escolar que es acusado de violación por Kelly Van Ryan, una alumna perteneciente a las altas esferas de la ciudad protagonizada por Denise Richards. Kevin Bacon será quien interprete al sargento Ray Duquette, quien tras iniciar la investigación pertinente, verá como todo empieza a adquirir un extraño tono cuando Suzie Toller, otra alumna con el rostro de Neve Campbell, también acuse a Lombardo de haberla violado. El punto cachondo al asunto llegará cuando descubramos a las dos jóvenes montarse un calenturiento trío con Dillon, para luego protagonizar a solas una secuencia en una piscina, donde ambas se darán amor después de haber llegado a las manos.

4 'Mulholland Drive'

'Mulholland Drive', de David Lynch "'Mulholland Drive', de David Lynch"

Con el nuevo siglo recién inaugurado, el maestro del surrealismo presentaba uno de sus títulos más crípticos y que mejor vinieron a definir la concepción onírica que este había tenido del cine desde hacía décadas.

'Mulholland Drive' era el film con el que Lynch filmaba una auténtica pesadilla en el Hollywood en el que se cruzarán las vidas de dos mujeres: Betty (Naomi Watts) y Rita (Laura Harring). La primera, una aspirante a actriz que llega a la ciudad con la intención de hacerse un hueco en la industria. La segunda, una enigmática amnésica que cree haber perdido sus recuerdos en un accidente en Mulholland Drive. Juntas, iniciarán una investigación para desvelar qué le pasó a Rita, y por aquello de que el roce hace el cariño, traspasarán la barrera de la amistad hasta acabar manteniendo un tórrido encuentro que pobló las secciones de lo más caliente de la época.

5 'Cisne negro'

'Cisne negro', de Darren Aronofsky "'Cisne negro', de Darren Aronofsky"

A camino entre el el thriller psicológico y el terror, 'Cisne negro' sirvió para que que Natalie Portman se enfundase en uno de los personajes que mejor le han sentado a lo largo de su carrera.

Aronofsky exprimía al máximo a su protagonista, quien era Nina, una prodigiosa bailarina de ballet que deberá enfrentarse a sus demonios internos y a la total subyugación hacia su madre, demostrando que puede convertirse en una mejor versión de sí misma y en cuya vida de cruzará Lily, una talentosa rival encarnada por Mila Kunis, cuyo personaje servirá tanto como doppelgänger para Nina como oscuro objeto del deseo con el que desatar sus pulsiones sexuales escondidas.

6 'La vida de Adèle'

'La vida de Adèle', de Abdellatif Kechiche "'La vida de Adèle', de Abdellatif Kechiche"

Basada en la novela 'Blue' de Julie Maroh, en 2013 'La vida de Adèle' conquistaba Cannes alzándose con la Palma de Oro y descubriendo al mundo el talento de sus dos protagonistas, quienes protagonizaron un coming of age con la intención de servir como referente a las nuevas generaciones y que sirvió para aumentar la cuota de representación de personajes de mujeres lesbianas en el cine.

En ella, Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux vivían un tórrido romance no exento de secuencias de sexo absolutamente gráficas, a las cuales habría que achacar el hecho de haber sido rodadas por un hombre y que acabaron siendo objeto de crítica por la forma en la que demostró que en el sexo entre mujeres siguen existiendo mitos y tópicos heredados por la tradición del cine porno para heteros.

7 'The Duke of Burgundy'

'The Duke of Burgundy', de Peter Strickland "'The Duke of Burgundy', de Peter Strickland"

Dos años después de haber sorprendido al mundo con 'Berberian Sound Studio', su oda al giallo y al sonido en el cine de terror, Strickland continuaba en su faceta más experimental y alejada de lo mainstream para presentarnos un título construido sobre los códigos del BDSM y la sumisión.

En 'The Duke of Burgundy', conoceremos la relación de Cynthia (Sidse Babett Knudsen) y Evelyn (Chiara D'Anna). La segunda, vive absolutamente entregada al placer que supone el hecho de ser castigada por su ama y señora, una experta en el comportamiento de las mariposas que, a medida que pase el tiempo, irá convirtiendo la relación entre las dos en algo que traspasa los límites de la moral y que hará replantearse quién de las dos es la que domina verdaderamente a la otra.

8 'Below Her Mouth'

'Below Her Mouth', de April Mullen "'Below Her Mouth', de April Mullen"

A diferencia de 'La vida de Adèle', el film que April Mullen presentó en 2016 sirvió para aportar una visiónpuramente femenina de una relación sexual y amorosa entre dos mujeres.

Erika Linder era Dallas, quien tras haberse quedado soltera decidirá utilizar todas sus armas de seducción para conquistar a Jasmine, una joven interpretada por Natalie Krill, metida en la piel de una chica heterosexual que verá cómo su mundo cambia por completo al conocer los placeres del sexo con otra mujer. Sin concesiones a la galería de fantasías de hombres sobre relaciones lésbicas, el film acabó cojeando por el uso exacerbado de todos los peores tópicos del cine romántico y los clichés negativos de la mujer lesbiana en el cine.

9 'Disobedience'

'Disobedience', de Sebastián Lelio "'Disobedience', de Sebastián Lelio"

Lelio se adentraba en 2017 en un tema tan tabú como lo puede ser la aceptación de una orientación sexual no hetero en círculos de absoluta falta de modernidad y marcados por la tradición religiosa.

Rachel Weisz era Ronit Krushka, una fotógrafa perteneciente a una familia ortodoxa judía de Londres, donde regresará tras el fallecimiento de su padre para reencontrarse con Esti Kuperman (Rachel McAdams), una antigua amante cuya relación supuso un escándalo en el seno familiar y que volverá a resurgir entre ambas cuando vuelvan a encontrarse, y la que valdría como versión más subida de tono de lo que pudimos ver en el melodrama entre Cate Blanchett y Roney Mara de Todd Haynes.

10 'Atómica'

'Atómica', de David Leitch "'Atómica', de David Leitch"

Pese a que el film en cuestión se trate de un título de acción en la línea de 'John Wick' (estamos claramente ante la respuesta femenina al personaje de Keanu Reeves), Charlize Theron supo encarnar con su presencia una innata sensualidad con la que fascinó al espectador y al resto de personajes con los que se cruzaba.

A modo de estético videoclip en mitad de la vorágine de golpes, tiros y secuencias de acción, Theron tenía tiempo para montárselo con Sofia Boutella entre luces de neón y el sonido del sintetizador en lo que podría colar como perfecto anuncio de perfume que servía cuál fuente de fantasías húmedas para hombres y mujeres.

Artículos recomendados

Comentarios