La masculinidad tóxica existe y es perjudicial para la salud

La masculinidad tóxica existe y es perjudicial para la salud

La Asociación Americana de Psicología advierte sobre los peligros que conlleva la masculinidad tóxica para la salud de los hombres.

El debate sobre el concepto de masculinidad tóxica se ha avivado los último días con el anuncio lanzado por la marca de cuchillas de afeitar Gillette. La campaña publicitaria, que muestra escenas de hombres ejerciendo la violencia, acosando o riéndose de agresiones sexuales, llama a los hombres a acabar con el rol masculino tradicional bajo el lema "Lo mejor que los hombre pueden ser". La posibilidad de una masculinidad más amable parece haber ofendido a muchos hombres, que han decidido llevar a cabo un boicot en contra de la marca.

Ahora, la Asociación Americana de Psicología (APA) ha confirmado lo evidente: la masculinidad tóxica existe. Y no solo eso, sino que es perjudicial para el propio hombre. Además, en su nueva guía, aporta una serie de consejos dirigidos a los terapeutas que trabajen con hombres y niños.

Otro tipo de masculinidad es posible "Otro tipo de masculinidad es posible"

El informe explica, además, el concepto de masculindad tóxica, que no es otra cosa que una serie de ideas que definen cómo ser un niño o un hombre, entre ellas el estoicismo emocional, la represión de la vulnerabilidad o la competitividad. Estos conceptos repercuten de manera negativa en los hombres ya que limita su comportamiento y afecta a su salud mental o física.

De esta manera, los niños crecen aprendiendo actitudes relacionadas con  la homofobia, violencia o misoginia que deriva en el desarrollo de conductas como el bullying o el acoso sexual.

"Se debe la socialización en la que se han criado los hombres"

Pero la publicación de esta informe, que pretende romper con las normas tradicionales del género y los roles asignados, no ha sentado bien a todo el mundo, como era de esperar, y desde la derecha americana ya se han pronunciado en contra del mismo. El político conservador Tucker Carlson ha declarado: "¿Qué pasaría si dijéramos a las chicas que las cualidades que les hacen sentir mujer son veneno y tienen que reprimirlas"?

Stephanie Pappas, miembro de la asociación, ha explicado a la prensa norteamericana que los profesionales de la salud mental "tienen que poner su objetivo en reducir la agresión y la violencia y entender los precursores al abuso de sustancias o al suicidio y deben ofrecer servicios que sean sensibles con la socialización bajo la que se han educado los hombres; mientras luchan contra la homofobia, la transfobia, el racismo y otros tipos de discriminación."

Comentarios