8 lecciones maravillosas que nos deja 'Sense 8'

8 lecciones maravillosas que nos deja 'Sense 8'

La ficción de las hermanas Wachowski se despide convertida en una serie de culto.

Televisión Víctor Mopez Víctor Mopez 08 Junio 2018 18:00

Los seriéfilos del mundo nos quedamos huérfanos. 'Sense8', una de las ficciones más importantes del siglo, pone punto y final con un epílogo de dos horas y media de duración. Tras la sorpresiva cancelación de la serie al concluir su segunda temporada, las hermanas Wachowski han podido poner broche de oro con un final cerrado y satisfactorio gracias al boom de las redes sociales.

'Sense8' es, con toda seguridad, la ficción más representativa y diversa cultural y sexualmente hablando que ha habido en el panorama televisivo. Estrenada en junio de 2015, aterrizó cargada de frescura, acción y personajes inolvidables consiguiendo un alocado grito a la libertad y la hermandad.

Junto a Michael Straczynku, Lana y Lilly Wachowski crearon un universo en el que plantean un salto evolutivo en la raza humana: el homo sensorium. La habilidad de estos es la de compartir sentimientos, emociones, pensamientos y habilidades con los miembros de su clan. Así, presenta a sus ocho protagonistas, Will Gorski (Brian J. Smith), Riley Blue (Tuppence Middleton), Nomi Marks ( Jamie Clayton), Lito Rodríguez (Miguel Ángel Silvestre), Wolfgang Bogdanow (Max Riemelt), Kala Dandekar (Tina Sesai), Sun Bak (Bae Doona) y Capheus Onyango (Toby Onwumere), obligados a ocultar su verdadero yo ya que son perseguidos por una organización mundial que pretende erradicarlos.

Mediante esa premisa fantástica se ha creado en una historia mucho más profunda cargada de empatía y libre de prejuicios. De esta manera, 'Sense8' nos deja importantísimas lecciones, porque las series no solo son un entretenimiento, también son una excelente manera de aprender a ser mejores.

1 Visibilizar la diversidad sexual

Diversidad sexual en 'Sense8'

Ocho protagonistas y todos de ellos absolutamente diferentes. Así, dos de ellos encarnan la diversidad sexual que hoy en día es tan necesaria visibilizar. Lito Rodríguez es un actor mexicano homosexual con miedo a hacer púbica su verdadera sexualidad por temor al rechazo de la industria y de sus fans. De esta manera, oculta a su pareja, Hernando de la Fuente (Alfonso herrera) y utiliza a su mejor amiga y mariliendre, Daniela Velázquez (Eréndira Ibarra), como novia postiza ante los medios.

'Sense8' profundiza en la homofobia y en la sexualidad en un viaje apasionante que culmina con la aceptación del personaje haciendo frente al rechazo. Inolvidable el beso de Lito y Hernando sobre una carroza del Orgullo LGTBI de São Paulo (Brasil) ante las miradas de todo el mundo en mitad de una explosión de color.

2 La identidad de género no nos hace diferentes

Identidad de género en 'Sense8'

A través de Nomi Marks conocemos la realidad transgénero. La hacker, encarnada por la también actriz transexual Jamie Clayton, sufre el rechazo de su familia debido a su identidad de género, lo que, a pesar de hacerla sufrir, no le impide aceptarse a sí misma, quererse y ser feliz. 

También se encarga de enriquecer la diversidad sexual de la ficción pues su personaje mantiene una relación con una mujer, Amanita Caplan (Freema Agyeman), por lo que lo lésbico también tiene cabida en el amplio abanico de 'Sense8'. Especialmente reveladora y necesaria fue la charla que mantuvo Nomi con la Lito en la que le ayudó a aceptarse a sí mismo y a desprenderse de los miedos. 

3 El sexo no es un tabú

El sexo en 'Sense8'

Si algo ha caracterizado 'Sense8' es por la naturalidad con la que tratan el sexo. Así, aprovechando la especial conexión y sensibilidad que une a los ocho protagonistas, hemos podido disfrutar de verdaderas orgías cargadas de erotismo y pasión convirtiendo al sexo en algo mucho más trascendental.

Si los sensates se unen para compartir vivencias o ayudarse en el caso de estar en problemas, ¿por qué no compartir también el placer, los besos y la carne? Todos nos excitamos con la primera orgía en la primera temporada en la que solo participaron algunos de ellos (Will, Nomi, Lito, Wolfgang, Hernando y Amanita) para después regalarnos la multitudinaria del capítulo especial de Navidad. Escenas cuidadas al milímetro que pasarán a la historia.

4 Las razas solo nos unen

Razas y culturas en en 'Sense8'

Teniendo en cuenta que los personajes se encuentran repartidos por diferentes puntos del planeta, la serie de Netflix lleva a la pantalla diferentes razas y nacionalidades. Así, encontramos a Will y Nomi de Estados Unidos, a Lito de México, a Riley Blue de Islandia, a Wolfgang de Alemania, a Capheus de Kenia, a Kala de India y a Sun de Corea del Sur.  Miles y miles de kilómetros les separan, culturas e idiomas completamente diferentes, colores de piel distintos que lo único que hacen es unirlos aún más.

5 El amor puede con todo

El amor en 'Sense8'

Las historias de amor nos han hecho vibrar a lo largo de los capítulos. 'Sense8' ha construido preciosas historias para todos los gustos, algunas más idílicas y otras más dramáticas, pero todas ellas con algo en común: amar nos hace más fuertes

La pareja más sólida la componen Nomi y Amanita, que forman un fuerte equipo con cimientos irrompibles. Ambas han huído y se han enfrentado a la perversa organización que persigue a los sensate consiguiendo esquivarlos juntas, siempre juntas. Lito y Hernando, por su parte, nos han hecho sufrir y enamorarnos con sus dudas, enfados, reconciliaciones y tórridos besos que nos han hecho creer que el amor verdadero existe.

Will y Riley Blue forman otra de las grandes parejas. Sin conocerse de nada supieron que estaban hechos el uno par ael otro y no han dudado en jugarse la vida para salvarse mutuamente y encontrarse para estar juntos y sobrevivir a todo. Aún separados se encuentran Wolfgang y Kala, cuyo amor, aparentemente imposible, sobrepasa todas las barreras.

6 Empatía y unión

Hermandad en 'Sense8'

Ser un sensate significa sentir lo que tu compañero siente, sufrir con él y compartir las alegrías. Así, esta serie retrata a la perfección valores como la empatía o la unión. Los kilómetros se borran de un plumazo si uno de sus protagonistas necesita ayuda o simplemente precisa de consejo. 

Juntos han bailado, han disfrutado, han huído de callejones sin salida y, sin conocerse, se han amado. Porque a pesar de ser diferentes comparten una historia común, porque los principios universales nos hacen mejores humanos si todos nos damos la mano.

7 ¿Juzgar, para qué?

Sin juicios de valor en 'Sense8'

Cada uno de los personajes posee su propia historia convirtiéndolos en sujetos únicos. Y a pesar de las circunstancias de cada uno, no existen juicios de valor sobre su manera de actuar. Sin juicios, sin explicaciones innecesarias, sin prejuicios y desde la empatía se ayudan unos a otros sin preguntar.

Los ocho se unieron para salvar a Riley Blue de las garras del sádico Whispers, ayudaron a Sun a escapar de la cárcel y socorrieron a Wolfgang cuando las mafias rivales acabaron efrentadas. ¿Por qué? Porque son familia

8 El mundo es un lugar maravilloso

Diversidad en 'Sense8'

Gracias a 'Sense8'  hemos conocido mundo. Teniendo en cuanto que sus protagonistas están repartidos por diferentes continentes, hemos podido disfrutar de localizaciones y paisajes dispares que han creado una ficción llena de contrastes. Solo con la intro ya somos testigos de esto y a lo largo de los capítulos han sabido retratar el rico mundo en el que vivimos subrayando sus peculiaridades y mostrando los puntos en común. Desde los templos de India a los rascacielos de Chicago, de la helada costa de Islandia a la pobreza de Kenia o del hermetismo de Corea del Sur a los colores de México. 

Todos queremos ser un sensate. Quizás, en algún lugar del mundo, tengamos siete almas gemelas.

Comentarios