Buscar
Usuario

Vida

Kapo 013: "Las puertas del freestyle están abiertas para las mujeres"

Bruno Pol Feliu, conocido como Kapo 013, ha publicado el libro 'Amor y dolor riman siempre' en el que hace un repaso a la historia del freestyle.

Kapo 013: "Las puertas del freestyle están abiertas para las mujeres" Kapo 013: "Las puertas del freestyle están abiertas para las mujeres"

Foto: Planeta

Bruno Pol Feliu lleva media dedica volcado con el freestyle. Empezó con apenas 15 años y ahora con 30 se ha convertido en una de las voces más experimentadas, memoria viva de un movimiento que ha visto crecer hasta convertirse en una verdadera industria.

Sobre ello habla en su libro 'Amor y dolor riman siempre' (Planeta), en el que hace un repaso al mundo del freestyle a través de us propia experiencia. "Cuando empecé no había vídeos ni webs ni nada. Había lo que te encontrabas en el parque donde se juntaba la gente a improvisar. Pero incluso ahora, que ya es toda una industria, todavía no hay documentos bibliográficos o escritos con voz de autor, de alguien que formara parte de la movida", explica sobre los motivos que le llevaron a escribir el libro.

Kapo 013, como es conocido en el mundo del freestyle, recuerdo con cariño cómo lo descubrió, comenzando con las cintas de rap que escuchaba de su padre. Después, vino la película '8 millas', protagonizada por Eminem, hasta que en 2005 llegó Red Bill con las batallas de gallos.

"Cuando yo me enganché al freestyle era todo campo. Llegar a la cima era ponerle ganas, probar, moverte. Con 14 o 15 años era salir de casa, coger un autobús con 10 tíos que has conocido en un chat y acabar en Bilbao durmiendo en casa de otro después de haber participado en una batalla y volverte con un trofeo a casa. Era una aventura que me cambió la vida", narra. "Echo de menos que eso sea novedad. El haberlo normalizado ahora creo que le quita valor a la experiencia", añade.

El cambio del freestyle es más que evidente, cambio que ha ido de la mano del propio Kapo 013, que analiza un "triple crecimiento": "Nuestra madurez como personas; por otra parte el crecimiento de las redes, de Internet, de todo esta virtualización del personaje, esa segunda vida digital que es un poco ficticia y en la que tienes un montón de interacciones difíciles de gestionar emocionalmente; y el propio crecimiento del freestyle que ha pasado de ser un juego con los colegas a estar en un escenario en otra ciudad de España donde te están viendo mil personas a de pronto estar en la otra punta del mundo, en Perú, delante de 20.000".

"Esos tres crecimientos en paralelo son una metamorfosis tanto del mundo en el que vivimos como de la industria misma, como de nosotros como seres humanos. Lo positivo es poder capitalizar el talento y poder vivir de ello. O el ver a tu madre llorar de orgullo. ¿Lo malo? A nivel de autoestima, gestión del ego, todo lo que es masivo y lo que es fama.. Hay un trabajo difícil. Hay días que te planteas no seguir", expone el catalán. "El freestyle es increíble, ser freestyler es una mierda", dice en el libro.

El futuro del freestyle y de Kapo 013

Si de una cosa adolece el freesyle es de la poca presencia femenina con la que cuenta, algo de lo que Kapo 013 es consciente. "La puerta para que entren mujeres la freestyle está más que abierta. Sara Socas o Marithea son dos de las grandes representantes a nivel internacional. El trabajo que han hecho y lo que han tenido que aguantar tiene mucha tela", expresa. "Cuando ganan una batalla, parece obligatorio que, según un determinado sector de fans, tengan que soportar el que la han ganado por su género. Es una movida muy triste", cuenta.

Sobre las causas, Feliu señala que el "freestyle tenía un público eminentemente masculino". "Hay una movida de testosterona y de corrientes retrogradas y machistas... Y ahora eso está retomando fuerza. Hay un rollo de que ser machista, racista, homófobo o cosas de poca tolerancia como que es contracultura, revolucionario. No broh, exactamente estás tirando 100 años atrás", lamenta.

"Hay mucho nivel en las chicas en el underground. Que vayan subiendo escalones y a ver si tenemos un circuito más rico", dice. "También estaría guay que alguien que no sea una mujer salga del armario en el freestyle. Conozco freestylers que son bisexuales. Arkano lo dijo cuando ya no competía. Molaría que se visibilice porque existe", añade.

Y mientras el freestyle continua creciendo y evolucionando, Kapo 013 tiene claro cómo la va a vivir: "Mi futuro está en la comunicación sobre el freestyle, divulgar y enriquecer el contenido". Mientras tanto, solo cabe disfrutar y aprender de 'Amor y dolor riman siempre'.

Artículos recomendados

Comentarios