El juez absuelve a los tres jóvenes que desearon la muerte a Adrián, el "niño torero"

El juez absuelve a los tres jóvenes que desearon la muerte a Adrián, el "niño torero"

Tras analizar las aberrantes publicaciones, el Supremo ha decidido no dictar sentencia para los tres jóvenes acusados de un delito de odio e injurias.

El juez ha hablado y finalmente no habrá condena. Los tres jóvenes que desearon la muerte al pequeño niño torero Adrián Hinojosa han salido impunes de cualquier tipo condena tras sus denigrantes palabras hacia el pequeño en 2016. Todo sucedió en la red y aunque la familia lo denunció, finalmente no sufrirán las consecuencias de lo que hicieron después de que el Juzgado de lo Penal número 2 de Valencia lo desestimara tras el juicio del pasado lunes 16 de septiembre. 

El auto del juez no contempla que cometieran un delito de odio, pero sí los califica de "deleznables, repulsivos y carentes de empatía". Adrián Hijonosa falleció en 2017 por un cáncer terminal conocido como Sarcoma de Ewing, que padecía desde una temprana edad. Sin embargo, era un niño que mostraba devoción por los toros, tanto es así, que recibió el nombre de "niño torero". Le hubiera gustado serlo y pese a su triste desenlace, pudo cumplir su sueño de salir al ruedo junto a uno de los grandes, Enrique Ponce

Sin embargo, hubo muchas voces críticas que no midieron sus palabras cuando se enteraron de que el niño defendía la tortura y muerte de estos animales. Tampoco les importó que estuviera enfermo de cáncer o que tan solo tuviera ocho años, por lo que a través de las redes, no se les ocurrió otra cosa que lanzar una serie de vejaciones, expresiones de odio e insultos contra él. Los hechos ocurrieron tras la celebración de una corrida de toros benéfica en Valencia, organizada especialmente en su honor, que tenía como fin la recogida de fondos para ayudar a que la Fundación de Oncohematología Infantil del Hospital Niño Jesús se ocupara del tratamiento en niños que padecieran este tipo de enfermedades. 

Esta fue la publicación que una de las acusadas realizó en su perfil de Facebook "Esta fue la publicación que una de las acusadas realizó en su perfil de Facebook"

Tanto Manuel Ollero como Aizpea Etxezarraga se mostraron impasibles ante lo que sus ojos decían ver, un niño "que quiere curarse para matar herbívoros inocentes y sanos que también quieren vivir", con un tratamiento que conllevaba un "gasto innecesario", que probablemente estaba "siendo tratado con su dinero en la sanidad pública". "Que se muera, que se muera ya", se atrevieron a comentar. Por otro lado, B.E.S.L. deseaba la muerte del muchacho y se ensañaba en la red con aquellos que defendían la figura de "un niño que prefiere matar a un animal". Tras dar cuenta de lo sucedido, Eduardo Hinojosa, padre del menor, inició acciones legales y denunció las ofensas proferidas hacia su hijo ante las autoridades. Dos de ellos llegaron incluso a ser detenidos en diciembre 2016.

Mostraron su arrepentimiento

Durante la vista, las tres personas inculpadas no solo reconocieron y se atibuyeron la autoría de los hechos sino que se mostraron arrepentidas por lo que habían hecho e incluso dos de ellas quisieron hablar con el padre del pequeño Adrián para ofrecerle personalmente sus disculpas. Los padres del menor podrán recurrir ante la Audiencia Provincial de Valencia en caso de no estar de acuerdo con el fallo del tribunal. Sin embargo, la sentencia viene respaldada por el Supremo, que asegura que el Código Penal no puede usarse como arma en primera instancia para combatir este tipo de acciones.

Tras analizar las publicaciones y comentarios de cada uno de los acusados en Facebook y Twitter, el magistrado valenciano decidió no apreciar un delito grave de injurias y tampoco considera que atentaran contra la integridad moral de él ni de sus progenitores, pese a lo que en su momento defendieron la Fiscalía, la acusación particular y la acción popular. "No se estiman de entidad suficiente para considerarlas como trato degradante apto para generar el menoscabo grave a la integridad moral que exige el tipo", decreta el fallo ante las injurias. 

Los tres acusados por un delito de odio e injurias han sido absueltos por el juez en Valencia "Los tres acusados por un delito de odio e injurias han sido absueltos por el juez en Valencia"

Sin embargo, decidió no incluir en su examen "el resto de mensajes que fueron publicados en distintas redes sociales o enviados por distintas aplicaciones de mensajería, conteniendo amenazas de muerte e imágenes explícitas de armas y fallecidos". En su alegato, los tres cuerpos pidieron entre uno y tres años de prisión para los acusados, pero no llegarán a cumplir condena alguna después del veredicto emitido por el juez, según dicta el comunicado del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana

Comentarios