Buscar
Usuario

Noticias

Inventan el chocorrezno: chocolate con torreznos

Una empresa de Soria ha querido experimentar con sabores y ha lanzado una tabla de chocolate con crujiente de torrezno.

Inventan el chocorrezno: chocolate con torreznos Inventan el chocorrezno: chocolate con torreznos

Foto: El Beato

El mundo de la cocina suele probar combinando sabores con el objetivo de crear nuevos. No hace falta irse a una cocina demasiado exótica para unir elementos que, a priori, no encajarían. Aunque aún haya a gente que le disgusta, el melón con jamón o la pizza con piña cuenta con muchos adeptos y es que el dulce y el salado pueden combinar a la perfección.

Con el chocolate también se suele experimentar. Incluso sirve como salsa de múltiples platos de todo tipo. El último experimento culinario sobre este alimento viene en forma de clásica tableta. Tradicionalmente hemos encontrado de chocolate con almendras, con leche, con menta, con naranja, con fresa... Pero ahora se da un paso más con el chocorrezno.

El chocorrezno combina el chocolate y torreznos. Sí, habéis léido bien. Ha sido la empresa Dulces típicos El Beato la inventora de este nuevo dulce-salado que ya ha salido al mercado con el objetivo de derribar prejuicios y conquistar todos los paladares. Lo han lanzado, además, en dos modalidades: con leche y con chocolate negro.

Bien crujiente

"Aunque os tengamos acostumbrados a sorprenderos, creemos que en esta ocasión nos superamos. Hemos desgrasado nuestros torreznos de Soria, los hemos hecho crujientes y los hemos mezclado con nuestro chocolate. ¿Qué puede salir mal? ¡Nada! ¿Resultado? ¡El Chocorrezno!", han señalado sus promotores a través de las redes sociales.

Carlos París, gerente de la empresa artesanal El Beato, ha explicado a Soria Noticias que "está de moda hacer maridajes extraños con el mundo del chocolate, siempre y cuando se equilibren", algo que, aseguran, han conseguido con el chocorrezno, cuyo proceso de elaboración les ha llevado dos años "para conseguir estabilizar mucho mejor la receta, calcular porcentajes y tener el producto más depurado".

"Lo que vamos a encontrar al comer ese chocolate va a ser un crujiente y no un trozo de grasa blandito", ha aclarado. Ha descrito, además, lo que se siente al ingerir su producto: "Cuando tú te metes el chocolate a la boca, y se rompen los trocitos de torrezno, te invade el contraste de dulce y salado que es muy agradable. Es una mezcla de contrastes, de crujientes."

Artículos recomendados

Comentarios