Buscar
Usuario

Vida

Las hamburguesas hechas con restos de insectos y bichos ya son una realidad

Las hamburguesas de bichos cuentan con un alto contenido nutricional y bajo coste, y ya están a la venta en Suiza.

Aunque los más sibaritas reniegan de ellas (dicen que son un trozo de carne entre dos bollos), las hamburguesas son la delicia de cualquier paladar, dejando de lado el vacaburrismo.

Tenemos para elegir carne de vacuno o de pollo, principalmente, aunque las hamburguesas vegetarianas o veganas son cada vez mayor tendencia, consiguiendo un resultado tremendamente delicioso sin utilizar productos de origen animal. Ahora, un nuevo tipo de animales son usados de ingredientes para hacer hamburguesas, pero no a todo el mundo le parecerá apetisoso: se trata de insectos.

Hamburguesas de gusano, ¡son reales! "Hamburguesas de gusano, ¡son reales!"

Una cadena de supermercados de Suiza llamada Coop ha sido la primera empresa en comercializar hamburguesas hechas con el llamado gusano de la harina (Tenebrio molitor), que llevan, además de este producto, arroz, verduras, orégano y chile. También empiezan vender hambuguesas hechas con el mismo tipo de gusano. Estos platos no llevan sólo insectos, y además aseguran que no se nota el aspecto al quedar ocultos en la mezcla. 

Los insectos son, al fin y al cabo, un producto alimentario típico en países de Asia y de América, ¿cómo ha llegado, entonces, a Europa? Tanto la cadena Coop como la empresa Essento, que elabora estos productos, afirman que los insectos son los alimentos del futuro. Tienen un alto contenido en proteínas, además de fibra, hierro y fósforo, sin nada de grasa. Su coste de crianza y producción de platos a base de ellos tiene un coste muy bajo, y podría ser clave para intentar disminuir al hambre en el mundo. 

Los insectos tienen muchas proteínas y nada de grasa "Los insectos tienen muchas proteínas y nada de grasa"

Controles sanitarios y regulación de la comida con insectos

Sin embargo, comer hamburguesa, albóndigas u otros productos preparados a base de insectos no es tan sencillo como coger a estas criaturas del suelo y llevarlas a la cocina. Para que los insectos sean comestibles, tienen que pertenecer a la cuarta generación de sus familias. Además, las condiciones de crianza y exportación deben cumplir unas reglas sanitarias muy estrictas. Por ahora, queda pendiente establecer una regulación europea específica para este tipo de alimentos, que garantice la seguridad y también marque las normas comerciales para que se exitenda por la Unión Europea.

¿Será normal, de aquí a unos años, comer alimentos hechos con insectos? ¿Probaríais vosotros estas hamburguesas de gusanos de la harina?

Artículos recomendados

Comentarios