Buscar
Usuario

Vida

La gran mentira de los yogures helados: el aviso de la OCU

La OCU desvela la gran mentira de las famosas yogurterías que ofrecen este calórico lácteo, que contiene el doble de azúcar que un yogur natural.

La gran mentira de los yogures helados: el aviso de la OCU

En época estival, una de las cosas que más apetece para combatir el calor es el helado. Y si puede ser sin azúcar y grasas, mejor. Sin embargo, ese no será el que ofrecen las famosas yogurterías en las que venden y sirven esos yogures helados a los que puedes añadir infinidad de toppings, pues pese a la estrategia de marketing de las empresas que ofertan el producto, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se ha encargado de desmitificar el famoso producto como algo saludable y equilibrado. No lo es.

Estos famosos establecimientos confíaron en que podían vender a la población la idea de sustituir el tradicional helado por un yogur helado, pues normalmente se tiene la idea de que los yogures son más sanos. Así, consiguieron altas clientelas y fidelizaron un público que a día de hoy sigue visitando los locales de las marcas que lo ofrecen, pensando que sustituir un helado tradicional por un yogur helado tiene consecuencias menos negativas en la nutrición.

Las yogurterías también ofrecen añadir toppings al yogur helado para hacerlo más atractivo y gustoso "Las yogurterías también ofrecen añadir toppings al yogur helado para hacerlo más atractivo y gustoso"

Realmente el yogur helado no es lo que parece ser, pues no es un yogur, sino un helado con sabor a yogur, lo que incluye azúcar y grasas en altas cantidades. Tiene el doble de azúcar y grasas saturadas que un yogur natural, aunque si es considerado un helado, no tendría nada de sorprendente. El gran problema reside cómo estas compañías lo han querido popularizar entre la sociedad. 

A pie de calle, mejor que en el supermercado

Si bien los yogures helados son una gran mentira en la sociedad, a su favor se puede decir que los que están disponibles en las yogurterías especializadas son menos grasos y menos calóricos que en el supermercado. No obstante acaban siendo igual de perjudiciales ya que las cantidades servidas acaban igualando el número de calores y azúcares. En caso de añadir los famosos toppings, la cuantía calórica podría alcanzar tasas más altas y es que no todo el mundo elige saludables dados de fruta para añadir al producto, sino que los más aficionados al dulce acaban incorporándole chocolate, brownie, galleta o golosinas.

A la pregunta de si este yogur helado es realmente un yogur, la OCU respondería que no podría categorizarse como tal ya que las bacterías presentes en yogures tradicionales se encuentran en una proporción muy baja en este tipo de productos "como para ser considerados yogur". 

El yogur natural tiene la mitad de azúcar y grasas que un yogur helado y cualquier yogur tradicional con añadidos "El yogur natural tiene la mitad de azúcar y grasas que un yogur helado y cualquier yogur tradicional con añadidos"

La OCU recomienda el consumo de yogur natural sin azúcares añadidos para mantener una dieta equilibrada y saludable, sin acceder al consumo de los yogures helados, ni siquiera los yogures que dictan 0%, desnatado o con sabor específico, en sus etiquetas.

Artículos recomendados

Comentarios