Nace una niña "embarazada" de su hermana gemela

Nace una niña "embarazada" de su hermana gemela

El feto habita dentro de su hermano por culpa de un desarrollo anormal cuando son embriones.

Ciencia Diego Lobera Diego Lobera 19 Marzo 2019 14:52

Mónica Vega estaba embarazada de siete semanas y se disponía a hacerse una ecografía rutinaria, pero nunca se imaginó lo que se vería en la prueba: en el vientre de su tercera hija, Itzamara, se estaba gestando otro feto más pequeño, que tenía su propio saco de líquido amniótico y su cordón umbilical. 

Este fenómeno se conoce como 'fetus in fetus' y ocurre entre uno de cada 500.000 nacimientos en el mundo. El gemelo parásito es un variedad anómala de gemelo, y aunque se considera que está vivo porque sus tejidos orgánicos no están muertos, no tiene corazón ni cerebro. Se alimenta a través de su anfitrión pero no tienen ninguna posibilidad de sobrevivir. Su hermano, sin embargo, sí puede llegar a desarrollarse

Da a luz a una niña que estaba "Da a luz a una niña que estaba "embarazada" de su hermana gemela"

Dos hijos en uno

La noticia suena surrealista: estás esperando un hijo y en realidad viene otro más, o más de uno, pero en realidad este no se puede ver porque se encuentra dentro del feto que se está desarrollando. Fue Johann Friederich Meckel el primero en describir este fenómeno a finales del siglo XVIII. A día de hoy, existen dos teorías para explicar la formación de estos gemelos: la primera responde a una división celular anómala en etapas tempranas del embarazo. Este mismo proceso explica la formación de gemelos siameses, los hermanos que nacen unidos tras el parto. 

La segunda opción que explica este fenómeno hace referencia a que el feto en realidad sea un teratoma, un tumor compuesto de tejido orgánico del cuerpo surgido tras el desarrollo anormal del embrión. Potencialmente, este tumor es maligno

Por suerte, el caso de Itzamara fue el primero. Tras descubrir su situación, los especialistas la observaron exhaustivamente, porque mientras ella siguiese creciendo, su gemelo también lo hacía. Esto podría haber causado complicaciones en sus vías respiratorias y provocarle la muerte. Para evitarlo, se programó una cesárea en la semana 37 de embarazo, y una vez fuera del vientre de su madre se pudo extraer el gemelo parásito del suyo propio. Así lo han contado Los Informantes en un vídeo publicado en YouTube. 

Tiene solución quirúrgica

Esta es la primera vez que se detecta el gemelo parásito antes del mismo nacimiento del bebé, aunque ya se han dado más de 200 casos médicos con constancia de este fenómeno. No se suelen localizar hasta después del parto porque este tipo de gemelos se alojan normalmente en la parte inferior de sus hermanos. A pesar de su gravedad, esta anomalía se suele considerar como condición benigna, porque puede solucionarse fácilmente con una operación quirúrgica y un tratamiento posterior. 

Aun así, no hay que bajar la guardia ante estas situaciones. En La India se dio un caso que se complicó porque tras extraer la masa, quedaron algunos restos orgánicos dentro del bebe desarrollado que cuatro meses después terminaron convirtiéndose en un tumor.

Comentarios