Buscar
Usuario

Vida

Así es el trastorno Peyronie, la enfermedad del pene que puede aparecer sin avisar

También conocida como curvatura peneana, causa dolorosas y anormales erecciones debido al desarrollo de un tejido fibroso en el miembro viril.

Así es el trastorno Peyronie, la enfermedad del pene que puede aparecer sin avisar

La enfermedad de Peyronie causa estragos en la sexualidad de aquellos hombres que la padecen, sobre todo, porque no hay un momento determinado en el que muestra sus primeros síntomas. Pese a ser una patología con cura, el dolor que produce la aparición de un tejido fibroso en el pene afecta tanto a la salud sexual como a la psicológica, de aquellos que la padecen. 

Según estudios, aquellos varones que presentan la curvatura peneana sienten el efecto inmediato de esta dolencia en fomra de doloras y curvas erecciones. También suelen suelen sufrir disfunción eréctil. Del mismo modo, el tratamiento puede llegar a curar ambas y, lo mejor, se trata de una cura no invasiva.

El dolor puede llegar a ser tan angustioso que podría llegar a dificultar el acto sexual con tu pareja o incluso impedirlo totalmente, debido a la formación de un tejido que limita la extensión del miembro durante la erección. 

Su aparición llega motivada por varios factores, pues los especialistas no consiguen concretar cuál de ellos tiene más peso. Por otro lado, la curvatura del miembro viril en una erección no tiene que ser un efecto inmediato que revele el poder padecer la enfermadad, aunque la aparición de esta se evidencia por el dolor que produce. 

Puede desaparecer sola

En ocasiones, podría suceder que la patología desapareciera por sí misma, aunque normalmente suele empeorar o en todo caso, quedarse estable. En la búsqueda de un tratamiento efectivo, el médico especialista en ecografía y ultrasonografía, César Eisner, asegura haber obtenido "excelentes resultados con un tratamiento no invasivo en base a ondas de choque de baja intensidad".

La investigación se ha realizado con un "equipamiento suizo de última generación" que ha resultado ser todo un éxito. Aunque añade que el tratamiento será más o menos efectivo, dependiendo del estado de avance de la enfermedad y "las condiciones individuales de cada paciente"

El tratamiento oxigena el tejido cicatrizado que se forma al comienzo de la enfermedad, gracias a las ondas de choque, estimulan a las células. La revascularización y dilatación de los vasos sanguíneos suprimen el dolor con oxígeno. Eisner ha podido comprobar que el tratamiento que han desarrollado es eficaz e indoloro, sin efectos secundarios y se realiza a través de pocas sesiones, mejorando y tratando de devolver al pene su estado natural. 

Artículos recomendados

Comentarios