Localizan en Siberia la cabeza de un lobo de 40.000 años con el cerebro intacto

Localizan en Siberia la cabeza de un lobo de 40.000 años con el cerebro intacto

Una exposición en Japón hace público el hallazgo de una cabeza de lobo congelada, encontrada tras el deshielo del permafrost siberiano.

La ciencia está de enhorabuena. Un grupo de científicos rusos, japoneses y suecos han anunciado el hallazgo de una cabeza de un lobo gigante, que se estima que haya estado escondida bajo el hielo durante los últimos 40.000 años, desde la época del Pleistoceno, según informó el paleontólogo Alex Protopopov a The Siberian Times. Lo más interesante es que el cerebro ha sido encontrado intacto y en perfecto estado.

Protopopov declaró que pese a que muchos cachorros congelados han sido desenterrados recientemente, se trata de un ''hallazgo único'', pues sus 40 centímetros de largo (la mitad de lo que mide el cuerpo de un lobo actual), hacen cuestionarse el tamaño de los lobos en la Edad de Hielo, según estimaciones oscilaba solamente entre los 2 y 4 años cuando falleció. Además, se trata del primer lobo adulto de esta época, encontrado hasta la fecha.  

El medio de comunicación ruso difundió las fotos tomadas por el profesional, que trabaja para la Academia de Ciencias de la República Sahka (Rusia). Las imágenes muestran al lobo completamente petrificado, pero con una apariencia 'casi' perfecta, con un denso pelaje y unos impresionantes colmillos.

El descubrimiento corre a cargo de un habitante del distrito de Abyisky en el norte de la actual república de Sajá-Yakutia (Siberia), al norte del país euroasiático, que se encontraba caminando a las orillas del río Tirekhtyakh. El individuo informó del encuentro a las autoridades el verano pasado, al pensar que podría tratarse de un descubrimiento importante. El ejemplar ha sido presentado durante una exposición en Japón hace tan solo unos días, junto a otras especies descubiertas.

Los científicos aseguran que esto les permitirá analizar y descubrir más acerca de la evolución que ha sufrido esta especie animal. Un equipo del Museo Sueco de Historia Natural en Estocolmo se encuentra ya estudiando su ADN, tras reconstruir digitalmente el cráneo y cerebro del lobo.

La investigación ha revelado que el hecho de que la cabeza haya aparecido cortada, según las conclusiones obtenidas, es probable que no haya sido el trofeo de ningún cazador humano, ya que los primeros homínidos llegaron a esta zona de Rusia, hace aproximadamente 32.500 años. 

Hallazgos frecuentes

No es la primera vez que se dan a conocer este tipo de hallazgos, pues el deshielo del permafrost en todo el norte del país y el continente descubren numerosos cuerpos de especies que llevan miles de años ocultas bajo el hielo.

El espécimen de cachorro de león presentado en Japón junto a la cabeza de lobo "El espécimen de cachorro de león presentado en Japón junto a la cabeza de lobo"

Así se pudo comprobar cuando se descubrió un potro de 42.000 años de edad con sangre líquida en su interior o partes del cuerpo de mamuts lanudos, así como un cachorro de león de 800 gramos, apodado como 'Spartak', que también fue presentado durante la exposición de Woolly Mammoth y mide 40 centímetros de largo.

Comentarios