Buscar
Usuario

Política

EH Bildu y su 'anti-tamayazo' si hubiera un sabotaje de las derechas

El cambio de Ana Oramas, de Coalición Canaria, que votó no a la investidura de Sánchez, hace que el PSOE se tambalee ante el posible transfugismo.

EH Bildu y su 'anti-tamayazo' si hubiera un sabotaje de las derechas

Jon Iñarritu, diputado de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, decidió pronunciarse acerca de la "amenaza de transfugismo" en Cataluña Radio.

Iñarritu ha expresado la necesidad de un plan "anti-tamayazo" para evitar un posible sabotaje de la derecha: "Si es cierto y hubiera un plan Tamayazo, y se prevé porque como el voto es nominal y sin voce, pues se vería. Si algún voto que se presupone que tiene que votar a favor o abstenerse no lo hace, habría que llevar a cabo un Plan Antitamayazo", ha declarado. "Las direcciones de aquellas fuerzas que vamos a abstenernos quizás tendrían que decidir aplicar un plan anti-tamayazo para que no se lleve a cabo ese sabotaje de las extremas derechas".

EH Bildu, junto a ERC, optaron por la abstención durante la primera votación. Si este martes ocurriera lo mismo Sánchez pasaría a ser investido como Presidente, ya que Sánchez requiere más síes que noes, pero con una mayoría simple. No obstante, la campaña llevada a cabo por la derecha para impedir la investidura no se rinde, y con que un único diputado decida cambiar su intención de voto, podría llegar a fracasar.

Bildu apoyará la investidura si hay 'tamayazo' "Bildu apoyará la investidura si hay 'tamayazo'"

Asimismo, la formación vasca llevaría a cabo el "anti-tamayazo" y el plan no tendría éxito: ellos tienen cinco escaños, por lo que a la derecha no le bastaría con convencer a una persona, sino que necesitarían convencer a seis.

No obstante, Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos en el Congreso, ha negado estar fomentando un posible transfugismo, y ha declarado que llama a votar en conciencia, teniendo en cuenta pactos que el candidato dijo que nunca firmaría. El PSOE se ha adentrado en el riesgo tras la campaña contra Sánchez, por lo que Ferraz dio una orden a sus 120 diputados: todos deberían pasar la noche del 6 de enero en Madrid, para que no hubiera sorpresas en las votaciones del día 7.

Las declaraciones de Simancas

Rafael Simancas ya sufrió las consecuencias del transfugismo hace unos 15 años. A día de hoy, los socialistas y el resto de políticos que votarán a favor de Sánchez han sufrido una campaña de acoso y derribo, por la que el PSOE ya ha adelantado que emprenderá acciones legales ante las "coacciones y difamaciones".

Simancas, por su parte, lamenta que la derecha española únicamente respete la institucionalidad democrática cuando gobierna."Es absolutamente inaceptable que la derecha no acepte el vaticinio de los votos, solo respeta el resultado electoral cuando les viene bien", sentenció, añadientdo que confía en que la investidura salga adelante.

Artículos recomendados

Comentarios