Buscar
Usuario

Noticias

Enfrentan pena de muerte por organizar una boda gay en Arabia Saudí frente a La Meca

Los acusados organizaron la ceremonia en un complejo turístico situado frente a La Meca.

Arabia Saudí, la única monarquía absolutista del mundo, cuenta con una visión extremadamente rigorista del Islam -la wahabitta- que mina diariamente los derechos más básicos de sus ciudadanos.

El país de Oriente Próximo forma parte de los siete países en los que oficialmente se condena con pena de muerte a las personas con una orientación sexual diferente a la heterosexualidad.

Esa es la posible condena que enfrentarán varios jóvenes que protagonizaron la pasada semana un vídeo difundido en las redes sociales. En las imágenes se puede comprobar una ceremonia, similar a una boda, en la que dos hombres protagonizan un enlace matrimonial.

No se descarta que todo pudiera tratarse de un montaje, una reivindicación o si realmente se trataba de una pareja. Pero lo cierto es que la difusión masiva del vídeo a través de las redes sociales provocó la reacción inmediata de las autoridades.

Según las propias autoridades, literalmente, "se ha identificado al travesti y a otras personas involucradas en el incidente", ha asegurado de manera textual el Gobierno en un comunicado recogido por la cadena británica BBC.

Los únicos detalles que han trascendido es que el enlace matrimonial se realizó en un complejo turístico de la ciudad sagrada. Fue uno de los testigos presenciales, que se encontraba en el evento, el que acudió a la Policía con los vídeos para presentar la denuncia que ha provocado la detención de los protagonistas de las imágenes.

Gran represión

La homosexualidad se llega a condenar con penas de muerte "La homosexualidad se llega a condenar con penas de muerte"

La homosexualidad está completamente prohibida en Arabia Saudí, llegando a estar penada con la pena capital. Las consecuencias de vivir acorde a la orientación sexual con la que ha nacido cada persona no se recogen en ningún código penal escrito.

Por ello, los castigos dependen de las personas que juzguen e interpreten los principios de la ley islámica, la sharia, que rige la legislación del país árabe. En ellos, se contemplan desde azotes, latigazos, prisión o la muerte.

Aún hay ocho países en los que se contempla la pena de muerte por vivir acorde a una orientación sexual no-heterosexual, entre los que se encuentran tamibén Yemen, Sudán o Afganistán. Países como Estados Unidos, han vetado resoluciones de la ONU que intentaron revertir este tipo de situaciones que violan por completo los derechos humanos.

Artículos recomendados

Comentarios