Buscar
Usuario

Política

Increpan a Puigdemont en catalán al grito de "racista", "delincuente" y "cobarde"

El expresident había convocado a los representantes del PDeCAT para valorar la posibilidad de levantar nuevas elecciones en Cataluña a corto plazo.

Increpan a Puigdemont en catalán al grito de "racista", "delincuente" y "cobarde"

Carles Puigdemont ha vuelto a ser protagonista de un incidente en torno a la cuestión catalana. Ha ocurrido en un hotel de Waterloo (Bélgica), localidad próxima a Bruselas, ciudad donde lleva recluido desde finales del año 2017. El NH Collection Brussels ha sido concretamente el epicentro y escenario del suceso, donde un grupo de catalanes antiindependentistas ha aprovechado para increpar al expresidente autonómico.

Puigdemont se encontraba en este complejo hotelero de la capital belga celebrando una reunión que él mismo había convocado de urgencia junto a los cargos del Partido Demócrata Europeo Catalán con el objetivo de debatir una nueva posible convocatoria de elecciones. Él y su equipo comunicaron a la prensa la fecha de este inminente encuentro el pasado sábado 7 de diciembre.

De esta forma y una vez hecha pública la citación, una serie de individuos muy poco partidarios de la secesión catalana se atrevieron a acudir a su encuentro para darle su propio parecer en persona. No dejaron títere con cabeza. 

Todo comenzó cuando este grupo utilizó la excusa de querer hacerse una foto con el sucesor de Artur Mas. Cuando Puigdemont accede, uno de ellos no duda en empezar a usar la lengua catalana para proferir todo tipo de adjetivos opuestos a la ideología del gerundés. "¡A prisión!", "racista", "cobarde" o "delincuente" fueron algunos de ellos. Además, tampoco dejaron pasar la oportunidad de tildar la coyuntura como una "vergüenza".

Las personas que le increparon grabaron la escena en vídeo, aunque según denotan las imágenes difundidas en redes sociales, el expresident no parecía inmutarse. Después de ver lo que ocurría, hizo hacer caso omiso a los comentarios y calificativos que iban dirigidos hacia su persona y no dudó en mirar hacia otro lado y seguir atendiendo al resto de personas que se encontraban a su alrededor. 

Presión sobre Esquerra Republicana

Carles Puigdemont quiso convocar a todos los representantes del PDeCAT en el Congreso, Senado y Parlament con el objetivo de sentar las bases que pudieran contemplar la posibilidad de realizar nuevas elecciones en Cataluña en un corto periodo de tiempo.

El expresident de la Generalitat también tenía como pretensión poner sobre aviso a Esquerra Republicana y, de esta manera, ejercer cierta presión sobre los de Rufián. Por otro lado, aseguró que su visión sobre una nueva cita electoral en Cataluña está condicionada por la decisión que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea tome sobre la naturaleza del eurodiputado Oriol Junqueras, uno de los condenados tras la sentencia del procés, debido al referéndum ilegal de independencia que tuvo lugar el 1 de octubre de 2017.

Si el fallo del TJUE se realiza a favor de Junqueras, la Unión Europea otorgará la inmunidad del Parlamento Europeo a Puigdemont y por tanto, podrá recoger su acta como europarlamentario

Artículos recomendados

Comentarios