Buscar
Usuario

Vida

Crean los primeros condones que solo se abren si las dos personas quieren tener sexo

La marca argentina de preservativos Tulipán ha creado un mecanismo que requiere que ambas personas abran la caja al mismo tiempo.

No es no, y todo lo que no sea sí también significa no. El mensaje está calando cada vez más en la sociedad, aunque quizás en 2019 llega ya tarde. Sin embargo, el aumento en la concienciación no se refleja en el número de violaciones y de agresiones sexuales, que siguen constituyendo uno de los más graves problemas de la actualidad. El consentimiento es la base de cualquier relación sexual y, por ello, cualquier medida destinada a informar sobre su importancia es absolutamente necesaria.

La marca de preservativos Tulipán ha querido promover el consentimiento en las relaciones sexuales a través de una campaña llamada Placer Consentido a la que acompaña el lema "si no es un sí, es un no". La caja necesita de cuatro manos para poder abrirse: dos de ellas deben apretar dos botones y las otras dos, los botones restantes. Al apretarlos a la vez, la cajita se abre y permite utilizar el condón que hay en su interior.

La fórmula es un poco complicada, pero pretende ilustrar el acuerdo al que hay que llegar para mantener relaciones sexuales. El equipo de BBDO, los creadores de la campaña, aseguran que la marca siempre ha promovido las relaciones sexuales seguras pero, para esta campaña consideraron imprescindible hablar de forma clara del que es sin duda el aspecto más importante dentro de toda relación sexual: "solo habrá placer si ambas partes de la pareja dan su consentimiento".

El preservativo como una parte más del juego erótico

los preservativos de Tulipán promueven el consentimiento "los preservativos de Tulipán promueven el consentimiento"

Por el momento, la iniciativa cuenta con una edición limitada que se distribuirá únicamente en Buenos Aires de forma gratuita; y es que la capital argentina cuenta con unos datos alarmantes en cuanto a seguridad en el sexo. Tan solo el 14,5% de las personas utiliza condón en todas sus relaciones sexuales, el 65% dice usarlo solo de vez en cuando, y el 20,5% admitió que no lo utiliza en ninguna ocasión.

El médico psiquiatra y sexólogo Walter Ghedin sostiene que "el acuerdo en las relaciones sexuales debe ser una pauta que empieza antes, durante y después de toda la relación. Implica respeto, placer mutuo y confidencialidad o privacidad de lo íntimo. El uso de los métodos anticonceptivos es uno de los temas que se deben acordar, y el uso del profiláctico aparece como una pregunta necesaria tanto en relaciones fugaces como en las estables", explica.

Además, para el especialista, el uso del preservativo "a menudo se convierte en una acción que corta el frenesí erótico", por lo que los impulsores de la campaña pretenden que se considere el proceso de ponerse el preservativo como una parte más del juego del sexo. "Aunque parezca un detalle en algunos casos enfría sobre todo si el hombre tiene sus reticencias al pensar de antemano que el profiláctico le quita sensibilidad. Compartir el acto de abrir la caja, retirarlo y colocárselo es una manera de continuar el juego erótico sin sentir que se corta para realizar la acción. Acordar, consentir y seguir disfrutando sin pausas", aseguró Ghedin.

Para la sexóloga y ginecóloga Beatriz Literat dar relavancia al consentimiento "es una forma de integrar a los movimientos que buscan la equidad de género". "La frase 'placer consentido' también puede interpretarse como 'placer con sentido', es decir con una connotación ética en la cual la caja simboliza un acuerdo entre ambos miembros de la pareja y también los alienta a detenerse y no actuar impulsivamente".

Un largo camino en educación sexual y consentimiento

La campaña quiere incentivar el uso del preservativo "La campaña quiere incentivar el uso del preservativo"

Por su parte, la organización independiente Médicos del Mundo recalca el valor del preservativo en la lucha contra las ETS y su aportación para contribuir a hacer efectivos los derechos sexuales y reproductivos de todas las personas. Además, los investigadores de la Secretaría de Salud de Argentina aseguran que "es fundamental que la prevención de ETS esté basada en la educación sobre conductas de riesgo y medidas de prevención", sostienen.

Sin embargo, y por muy útil que pueda resultar la campaña para agitar conciencias, no deja de resultar preocupante que este tipo de mecanismo sean necesarios para que alguien sea consciente de que su pareja no quiere tener sexo, cuando podría obtener el mismo resultado mediante la comunicación previa a las relaciones sexuales.

Por tanto, el camino que ha inicado esta marca de preservativos sería conveniente que se continuara, no solo en forma de campaña publicitaria, sino en iniciativas de formación y educación sexual que expliquen la importancia de la comunicación en pareja y del consentimiento.

No es no, y no hace falta que te lo diga una caja de preservativos que no se abre. Basta con preguntar y establecer una conversación que ayudará, además, a que las relaciones fluyan de forma natural y se traducirá en sexo el doble de placentero.

Artículos recomendados

Comentarios