Buscar
Usuario

Economía

Claves para entender las demandas de los transportistas

El paro continúa su presión con "marchas lentas" y "quedadas en las plazas de los pueblos": ¿qué es exactamente lo que reclaman?.

Claves para entender las demandas de los transportistas Claves para entender las demandas de los transportistas

Foto: GTres

El paro convocado por los transportistas continúa y cumple ya ocho días de protesta. Sin vistas a que termine de forma cercana, el sector del transporte mantiene de momento su presión con "marchas lentas" y "quedadas en las plazas de los pueblos".

Asimismo, los transportistas reclaman ser atendidos por el Gobierno, algo que de momento no parece que vaya a suceder. Aun así, este lunes 21 de marzo tendrá lugar una reunión entre el Ejecutivo y el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC), organismo que no está incluido en la asociación minoritaria convocante de los paros, la llamada Plataforma Nacional en Defensa del Sector del Transporte por Carretera.

En este encuentro estarán presentes las ministras de Asuntos Económicos, Hacienda y Transportes y no acudirá la Plataforma, ya que afirman que no están representadas en el CNTC y que se sienten "ninguneados" por el Gobierno.

En este sentido, la reunión se organiza con la intención de parar las repercusiones que se están produciendo en el sector agroalimentario, que está contando con problemas en la cadena de suministros, lo que podría provocar el desabastecimiento de algunos productos.

Así, la CNTC reclama al Gobierno que adopte medidas económicas "inmediatas" con el objetivo de reducir el impacto del incremento del precio de los carburantes en el sector, así como que se garantice el derecho al trabajo de los transportistas que han decidido no apoyar la protesta.

¿Quién ha convocado el paro?

Las protestas de los transportistas esta semana fueron convocadas por la Plataforma en Defensa del Transporte, creada en 2007 y que el pasado 5 de marzo convocó una asamblea en el Palacio Vistalegre de Madrid donde se acordó la convocatoria del paro indefinido a partir del pasado lunes 14 de marzo.

El Gobierno y otros representantes critican que esta asociación solo representa a una parte minoritaria de transportistas y de hecho, la realidad es que la protesta no cuenta con el apoyo de las principales patronales: ni el antes mencionado Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), ni la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), ni la Conferencia Española de Transporte de Mercancías (CETM) han decidido apoyar estos paros.

Por su parte, la plataforma afirma representar a un total de 100.000 pequeños camioneros y autónomos que se encuentran al margen de las principales organizaciones. En cifras totales, fuentes relacionadas afirman que el total de camioneros en España asciende a los 600.000, pero aun así, esta ha demostrado ser muy activa y organizada.

¿Cuáles son sus peticiones?

Aunque es cierto que el conflicto entre Ucrania y Rusia ha provocado una crisis energética, lo cierto es que el sector del transporte llevaba ya meses reclamando cambios al Gobierno. De hecho, la pasada Navidad, las patronales ya convocaron un paro en diciembre que fue finalmente levantado debido a un acuerdo con el Gobierno que fue plasmado en el decreto ley que el Ejecutivo aprobó el pasado 1 de marzo en el Consejo de Ministros.

Ahora, la Plataforma en Defensa del Transporte sostiene que los cambios acordados "no dan respuesta a la realidad de la contratación de los pequeños transportistas" y reclaman por tanto varias medias. Entre sus demandas se encuentra la jubilación a los 60 años de los conductores profesionales al ser una profesión clasificada de alto riesgo, el reconocimiento de la totalidad de las enfermedades profesionales derivadas de su trabajo o el establecimiento de un plazo máximo de pago de 30 días por servicios de transportes.

¿Por qué no puede hablarse de "huelga"?

Aunque lo normal sería hablar de que el sector del transporte está en huelga, la realidad es que en el documento de la convocatoria tan solo se habla de "paro nacional indefinido". Esto se debe a que la huelga tiene que ser convocada por los trabajadores, mientras que el paro es convocado por los propios empresarios, como es el caso. Su duración de momento es indefinida, sus participantes han prometido no bajar la guardia hasta que los ministerios correspondientes atiendan sus peticiones.

Altercados y varios detenidos

Como en muchas protestas, la violencia ha conseguido convertirse en protagonista de las manifestaciones. Según han ido avanzando las protestas, ha ido aumentando también la tensión, la cuál ha terminado provocando piquetes, quema de neumáticos e incidentes con los trabajadores que querían cumplir con su jornada.

Además, también se produjeron desencuentros entre los transportistas y las Fuerzas de Seguridad del Estado, el más grave el disparo de bala que recibió un manifestante al forcejear con un policía que iba vestido de paisano, hechos que se encuentran ya en investigación.

Desde que comenzara este paro indefinido, la Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a 34 personas y denunciado e investigado a otras 353, según los últimos datos actualizados por el Ministerio del Interior.

¿Cuál es la opinión del Gobierno?

La respuesta del Gobierno ha sido rotunda. Tanto el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, como la portavoz de este, Isabel Rodríguez, así como los ministros de Transportes, Agricultura e Industria, han condenado "los actos violentos que responsabilizan a una minoría" y han agradecido a todos los profesionales que siguen trabajando durante estos días.

Además, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha afirmado que este paro lo que hace es "boicotear al resto de trabajadores" y ha llegado a vincular esta movilizaciones con la ultraderecha. Esto último ha enfurecido aún más a los transportistas, quienes convocaron un acto para pedir la dimisión de de la ministra y exigir que esta rectifique su vinculación con cualquier "colectivo político ".

Artículos recomendados

Comentarios