Eurovisión 2018: Chipre apuesta por la primera diva para Lisboa

Eurovisión 2018: Chipre apuesta por la primera diva para Lisboa

Eleni Foureira defenderá 'Fuego', una canción elegida por selección interna muy propia del festival.

Televisión Luis Mesa Luis Mesa 07 Marzo 2018 17:30

Una de las claves del Festival de Eurovisión es la diversidad. Aunar a 43 naciones de todo el continente y algo más allá en torno a la música, sus lenguas y estilos, es la principal razón de ser de un evento que este año promete un cambio fuerte. Tras la victoria el año pasado de Salvador Sobral en Kiev, la tendencia de la amplia mayoría de países pasa por elegir canción lenta y de autor como baza para intentar ganar el festival en Lisboa.

Si bien estamos viendo este giro en muchísimos países y es comprensible al ver que cada año se suele tender a copiar el estilo del ganador del anterior, sigue habiendo naciones que apuestan por el ventilador, la diva con canción pop y el fuego artificial. Uno de ellos es Chipre, los que luego de una elección interna han apostado por Eleni Foureira y 'Fuego', una canción que en español solo tiene esa palabra, y que viene a ocupar esa necesidad de explosividad e iconismo femenino en una cita como la de Portugal.

Mismo sello que la canción griega

Eleni ha llegado a colaborar con J.Balvin "Eleni ha llegado a colaborar con J.Balvin"

El concepto con el que Chipre llegará a Eurovisión 2018 es prácticamente el ABC de la canción pop en el festival. Probablemente desde la icónica victoria de Dana Internacional en Birmingham 1998, multitud de países han apostado por el tema pop y la voz femenina, con diversidad de resultados. En clave chipriota, ejemplos como el de Ivy Adamou, que consiguiera alcanzar la final en 2012, abre la puerta a que la elección de Foureira sea acertada. Desde aquel 'La la love', el microestado no ha superado la vigésimo segunda posición, razón por la cual quizá vuelvan al modelo de diva.

Respecto a la canción, es curioso observar como se encarga de su producción Panik Records, mismo sello encargado de la canción de Grecia este año, y que terminara siendo el único en convencer a la televisión griega para llevar a cabo su canción. Si vemos las intérpretes griega y chipriota, incluso podemos encontrar analogías, ya que en ambos casos se apuesta por la figura icónica femenina, aunque también es cierto que la canción griega sí ofrece alguna reminiscencia a su cultura, cosa que en la chipriota no sucede.

En una canción apta para ser bailada en el Euroclub y ser puesta en radiofórmulas sin problema, el gran objetivo de la delegación chipriota debe ser plantear una escenografía 10 para poder alcanzar la final del sábado. Sin demasiada competencia de momento en canciones de este estilo en el festival (solo Azerbaijan también apuesta por una canción de este corte), canalizar votos debe ser el objetivo de una nación que pese a su poca extensión lleva tres años seguidos logrando superar las semifinales.

Un videoclip con product placement

Plátanos, piñas o pastillas aparecen en medio del videoclip "Plátanos, piñas o pastillas aparecen en medio del videoclip"

Otro de los grandes problemas de la candidatura chipriota, es que apenas hemos podido ver el videoclip de la canción. Al encontrarnos ante una selección interna, aún no hemos tenido el placer de ver este 'Fuego' en directo. Con el riesgo que supone que en vivo la actuación pierda mucho, de momento la delegación chipriota y Panik Records sí han invertido y mucho en el vídeo.

Ofreciendo a Foureira en un entorno palaciego con vestidos largos e incluso desnuda con pedrería encima, la intérprete se exhibe en multitud de planos llegando incluso a acabar el vídeo rociando un coche de gasolina y poniéndolo a arder. Si el objetivo era impactar con el clip, desde luego lo han conseguido, en una canción que se coloca en mitad de tabla de las apuestas de pago.

Para cerrar con el videoclip, también es de resaltar la financiación del mismo. Y es que para su elaboración, la delegación chipriota ha contado con una marca de frutas y otra de cápsulas vitamínicas, las que parecen haber exigido aparecer en el vídeo. Así, dentro del clip, normal hasta el momento, de repente se entremezclan planos de Foureira con primeros planos de piñas o cajas de pastillas. En un ejercicio de grabación y edición de vídeo cuanto menos curioso, te quedas con la marca sí o sí, aunque con ello lo que pretendía ser un vídeo de calidad termina convertido en una broma pesada. 

Sea como fuere, el combo de artista carismática y canción pegadiza les debe funcionar a los chipriotas para pensar en colarse en la final. Luego de varios años haciéndolos y de apostar por el rock con Minus One o el pop actual con Hovig, ahora la isla vuelve al ventilador y el baile acompañado de escenografía agresiva. ¿Es un combo acertado para llegar a los 26? Europa acabará decidiendo. 

Comentarios