Un menor se introduce "por curiosidad" el cable del móvil por el pene y acaba en urgencias

Un menor se introduce "por curiosidad" el cable del móvil por el pene y acaba en urgencias

El joven de 13 años se introdujo 10 centímetros de cable llegando hasta la vejiga.

Los cargadores del móvil se han convertido en un bien muy preciado. La escasa longitud del cable nos hace la vida imposible si queremos utilizar nuestro smartphone mientras lo cargamos, pero tambien sufrimos lo más grande si, debido al uso, el cable comienza a doblarse y a rasgarse. Da igual si lo has cuidado manteniéndolo como oro en paño, siempre pasa. Es el comienzo del fin.

Si el común de los mortales sufre con su cargador del móvil, hay quien ha encontrado en esto una fuente de placer... Más o menos. Y es que un adolescente chino de 13 años decidió introducirse el cable por el pene. ¿La razón? Pura "curiosidad", quería ver qué ocurría.

Decidido en su hazaña, el joven cortó el conector USB del cable y se lo intridujo por la uretra. Todo fue maravilloso hasta que quiso sacárselo y no pudo y claro, tras mucho tirar acabó sufriendo unos dolores terribles. Se ve que el menor se emocionó demasiado y se introdujo tanto cable que llegó hasta la vejiga.

Duoduo, que así se llama el adolescente, en esta tesitura, tuvo que acudir al Hospital Popular de Linkou, provincia de Heilongjiang, donde fue ingresado entre dolores y restos de sangre en la orina. Tras las pruebas pertinentes, el chico fue trasladado al Hospital Infantil Harbin, donde pudo recibir el tratamiento de emergencia que necesitaba, según recoge Daily Mail.

La radiografía del joven con el cargador en el pene "La radiografía del joven con el cargador en el pene"

Intervención quirúgica 

La doctora Xu Liyan, a cargo del caso y responsable del departamento de urologia, explicó que el cable se había enredado en su interior. "Gracias a los rayos X pudimos ver el nudo, siendo esa la razón por la cual no podía sacar el cable", indicó. Al parecer, Duoduo, según revelaron las pruebas, se había introducido 10 centímetros de cable.

Para sacarle el cable, los médicos lo intentaron con lubricante para ver si así podía salir, pero no hubo manera, era demasiado grande para pasar por la uretra. Así, tuvieron que realizar una pequeña incisión en el punto donde el cable estaba enredado. 

"Sacar el cable directamente podría haber causado lesiones secundarias a Duoduo; por lo tanto, era mejor que le quitaran el cable quirúrgicamente. Tras ello cosimos el corte", apuntó la doctora Liyan. Por suerte, el joven logró recuperarse y recibió el alta hospitalaria. Eso sí, tendrá que comprarse otro cargador.

2 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados