El centro de Madrid se queda sin coches: así está la ciudad con Madrid Central

El centro de Madrid se queda sin coches: así está la ciudad con Madrid Central

El Ayuntamiento de Madrid ha cerrado definitivamente el tráfico a los vehículos privados y se están registrando fuertes cambios.

Madrid Central ya esta en vigor. El plan del Ayuntamiento de la capital para cerrar la almendra central al tráfico rodado se está aplicando con normalidad, aunque por el momento no se impondrán sanciones: durante los próximos dos meses se enviarán cartas a los infractores.

A partir de este momento, solo pueden circular taxis, vehículos eléctricos, híbridos (siempre que estacionen en un parking público), VTC y transporte público. El objetivo pasa por reducir la contaminación y evitar la multa millonaria de 2.700 millones de euros diarios con la que ha amenazado Bruselas, tal y como relata el diario ABC.

¿Cómo está el centro de Madrid en estos momentos? ¿Se está notando realmente el cambio en el tráfico de la capital? Pues lo cierto es que, al menos por el momento, se están superando las expectativas del Ayuntamiento. La M-30, la principal autovía de circunvalación que rodea la almendra central, ha descendido notablemente el tráfico habitual de una jornada laboral.

En estas fotografías podemos evidenciar la situación actual de las principales arterias. Algunas vías, como la Cuesta de San Vicente, están registrando el tráfico habitual de un domingo a las 7 de la mañana, según informan fuentes municipales.

La situación es especialmente llamativa en el Paseo de la Castellana, uno de los puntos más concurridos de la ciudad. No podemos olvidar que sobre esta calle conecta el casco histórico con el núcleo de negocios de Madrid. Bajo esta vía se encuentran varias líneas de Metro, Cercanías Renfe y circulan varias líneas de EMT, taxis y VTC.

En la Gran Vía, uno de los símbolos más destacados como consecuencia de su reciente reforma, también está registrando un tráfico inusualmente bajo. La ampliación de aceras y los cortes de tráfico han provocado que, lo que antes representaba una especie de autopista en mitad de Madrid, ahora se asemeje a una avenida al uso:

La calle Atocha, que también destacada por un elevado nivel de tráfico, ha descendido especialmente la circulación de coches:

Algunas zonas registran pequeños colapsos, como la plaza de Alsonso Martínez, una de las principales salidas del perímetro de Madrid Central hacia la zona norte. La mayoría de los vehículos que se encuentran en la zona pertenecen a VTC, taxis y furgonetas de reparto. No hay coches privados:

Uno de los principales problemas planteados se encuentra en el reparto de mercancías a los negocios del centro. Sin embargo, este punto ha transcurrido con total normalidad, tal y como se puede evidenciar en las siguientes fotografías y relatan las personas que se encuentran en la zona:

Los agentes también están comenzando a informar sobre las restricciones. La intención pasa por concienciar a los conductores antes de que comiencen a aplicarse multas efectivas:

Duras críticas de la oposición

La oposición está criticando duramente la aplicación de Madrid Central. Uno de los comentarios más polémicos lo ha protagonizado el alcalde de Alcorcón, el popular David Pérez, que ha comparado el cierre del tráfico con la construcción del Muro de Berlín:

Desde Ciudadanos han apostado por criticar las "falta de previsión" del Consistorio y la supuesta falta de negociación y conversaciones con los comerciantes de la zona. Es el mismo argumento que está aplicando el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, que intentó paralizar el plan en los tribunales. Un gesto que finalmente prosperó, ya que en la jornada de ayer, la Justicia desetimó adoptar esta medida.

Comentarios