Cayetana Álvarez de Toledo (PP): "No sé qué es la moderación"

Cayetana Álvarez de Toledo (PP): "No sé qué es la moderación"

La candidata del PP por Barcelona critica los giros al centro que Casado quiere imponer tras la debacle del 28A.

El giro hacia el centro que Pablo Casado quiere imprimir al Partido Popular enfrenta sus primeras reticencias. En un partido acostumbrado a las jerarquías férreas (incluso Feijóo y los 'sorayos' han guardado silencio hasta ahora), el volantazo que quiere imprimir el líder de la formación conservadora empieza a distanciarle de los 'pesos pesados' de su primera etapa política.

Entre los díscolos se encuentran los mentores de Casado, Esperanza Aguirre y José María Aznar; pero también una de las estrellas de la última campaña: la candidata por Barcelona Cayetana Álvarez de Toledo.

El plan inicial del nuevo líder del PP pasaba por nombrarla como portavoz en el Congreso de los Diputados, confiando en que su verbo ágil, su afán por las polémicas y su mano dura podrían ser un revulsivo de cara al futuro. Pero ahora surgen dudas y Cayetana empieza a sentirse incómoda en la nueva etapa del nuevo PP.

"No sé qué es esto de las vueltas al centro o las moderaciones. Defender el Estado constitucional, defender la democracia, defender lo que hemos hecho juntos los españoles en 1978 y plantar cara al nacionalismo no es falta de moderación, creo, es simplemente llamar a las cosas por su nombre", ha declarado al programa de Carlos Herrera en la Cadena COPE.

Su posición es tan equidistante, que incluso se ha permitido ironizar sobre las últimas decisiones de su líder: "Ahora hay todo tipo de debates muy sofisticados sobre lo que hay que hacer o no hacer, y yo no me considero capaz de encontrar un rumbo que otros parece que sí", ha declarado.

Consciente de la derrota

Cayetana Álvarez de Toledo se muestra consciente de la derrota, pero no quiere que el partido gire hacia el centro "Cayetana Álvarez de Toledo se muestra consciente de la derrota, pero no quiere que el partido gire hacia el centro"

Cayetana Álvarez de Toledo finalmente ha sido la única representante del PP catalán en acceder al Congreso, toda una derrota para una persona llamada a frenar a VOX y dejar en un segundo plano a Ciudadanos.

La política popular no ha negado la mayor: "Es una derrota contundente, un enorme varapalo", pero ha opinado: "Con unas elecciones a la vuelta de la esquina a las que se llega en una situación enormemente difícil, el partido, más que dar volantazos, debe encontrar el ritmo y seguir con el plan de reconstrucción del centroderecha".

Álvarez de Toledo también ha aprovechado para marcar distancias con VOX, aunque ya fue una de las pocas dirigentes que lo hizo en campaña, al comparar su nivel de nacionalismo con el que mantiene todo el arco independentista catalán, frente al que ha mantenido una batalla sin cuartel.

Ahora, la candidata por Barcelona mantiene esa crítica, aunque añade matices: "VOX tiene planteamientos muy radicales y extremistas". Unas palabras que siguen la línea de la actual dirección en Génova, que ha empezado a llamar a la formación de Abascal como "extrema derecha".

Comentarios