Cáritas responde a VOX: no son los extranjeros los que copan las ayudas sociales

Cáritas responde a VOX: no son los extranjeros los que copan las ayudas sociales

La confederación católica afirma que a mayoría de las personas que atiende son españolas o de la Unión Europea.

El pasado jueves 10 de octubre la secretaria general de Cáritas, Natalia Peiro, ha sido tajante con las voces especuladoras, entre ellas VOX, sobre el origen de las personas que requieren de su ayuda: "Tenemos que desmentir el estereotipo últimamente tan repetido de que las personas extranjeras copan los recursos de Cáritas y otras entidades sociales", ha afirmado en la presentación de la Memoria 2018 de Cáritas Española.

"Nuestro propios datos de intervención", ha continuado, "confirman que la mayoría de las personas acompañadas por Cáritas son españolas o de la UE (60%)" y ha destacado que esta institución, "como expresión de una Iglesia samaritana, no hace acepción de personas a la hora de prestar ayuda a quien lo solicita". Además, también alerta de la situación en la que viven las más de 6 millones de personas que se encuentran en el límite de caer en la pobreza y la exclusión social. Un fenómeno que la propia entidad, a través del informe Foessa, denomina "sociedad insegura".

Mujer, española, de 30 a 54 años y con hijos a su cargo

Natalia Peiro, secretaria general de Caritas "Natalia Peiro, secretaria general de Caritas"

En palabras de la secretaria general, sus atendidos forman "un grupo social diverso, con condiciones de vida marcadas por dos elementos de inseguridad, el empleo precario e insuficiente y la tensión para acceder y mantener una vivienda". Sin embargo, el principal perfil de persona que "se acerca" a Cáritas en busca de apoyo suele ser el de una mujer (60%), española (55%), de 30 a 54 años (55%) y con hijos a su cargo. "Esta mayor vulnerabilidad de las mujeres se observa cada día en los lugares de acogida", ya que, según Peiro, "son quienes sufren mayores problemas para acceder a un empleo y tienen que trabajar más para ingresar lo mismo, sintiendo la sobrecarga de los cuidados de pequeños y mayores, teniendo más dificultades para acceder y mantener una vivienda".

Asimismo, desde la institución destacan que los inmigrantes extracomunitarios "duplican el riesgo de pobreza y de exclusión social de las personas autóctonas, como resultado de un marco legal que dificulta su acceso y permanencia al derecho al trabajo". Todo eso dificulta obtener unos ingresos económicos "suficientes para afrontar gastos básicos como la vivienda, la alimentación o el vestido".

No todo son malas noticias. Cáritas aumentó el año pasado el número de voluntarios, pasando de 83.951 en 2017 a 84.551 en 2018, así como el volumen de recursos aportados por donantes privados y empresas colaboradoras, subiendo del 72,7% (256.561.971 euros) al 73,1% (257.922.476 euros) de los fondos totales. Respecto a los fondos procedentes de subvenciones públicas, en 2018 fueron de 95.087.533 euros (26,9%).

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados