Buscar
Usuario

Política

El candidato de VOX al Ayuntamiento de Barcelona quiere cerrar el Centro LGTBI

Ignacio García ha asegurado que es más necesario crear un "centro de las familias" en la capital catalana.

El candidato de VOX al Ayuntamiento de Barcelona quiere cerrar el Centro LGTBI

El candidato a la alcaldía de Barcelona por VOX, Ignacio Garriga, ha hecho pública su intención de cerrar el Centro LGTBI de la capital catalana. Al contrario de lo que ocurre en otras ciudades españolas, en este caso la formación ultraderechista no parece contar con posibilidades de ser determinante en la formación del gobierno municipal barcelonés. Aun así, Garriga ya ha hecho públicas sus intenciones de cara a las próximas elecciones municipales del 26M. 

Para expresar su interés de "suprimir" el centro LGTBI de Barcelona, el de VOX ha dicho: "Hay que cerrarlo. El primer día que entremos en el Ayuntamiento propondremos su supresión, no tiene ningún sentido". El centro, situado en la calle Borrell, se inauguró el 19 de enero de 2019 por la alcaldesa Ada Colau y, poco después, el día 27 de ese mismo mes, apareció con los cristales rotos y pintadas homófobas. 

El centro LGTBI de Barcelona apareció con pintadas homófobas y cristales rotos "El centro LGTBI de Barcelona apareció con pintadas homófobas y cristales rotos"

Una organización "ideologizada"

Para argumentar la supresión de la organización, Garriga ha explicado que enmarcarían el recorte en "gasto político" y de subvenciones a "organizaciones superfluas", "carentes de impacto" e "ideologizadas", para compensar la bajada de impuestos que VOX propone para Barcelona. Además, a su entender, antes que un centro LGTBI en Barcelona, se necesitaría la creación de "un centro de las familias". 

Por su parte, la respuesta de la Plataforma de Entidades LGTBI de Cataluña no se ha hecho esperar. Lo hizo a través de un comunicado oficial en su página web, en el que la entidad que agrupa a las principales organizaciones LGTBI catalanas defiende que estas no son precisamente organizaciones superfluas y carentes de impacto. En el mensaje se argumenta que "consiguieron, entre otras medidas, la aprobación de la ley contra la LGTBIfobia de Cataluña en el 2014". Lo que sí reconocen, obviamente, es que este tipo de plataformas tienen una clara ideología: "la que combate el odio, el fascismo y la LGTBIfobia". 

Un derecho conseguido por el colectivo

El presidente de la plataforma, Joaquim Roqueta, ha considerado que el Centro LGTBI de Barcelona "es un derecho conseguido por el movimiento LGTBI de la ciudad tras décadas de lucha y reivindicación". A lo que ha añadido: "con la apertura del Centro, Barcelona se ha situado como una de las ciudades más abiertas y democráticas del mundo, siguiendo el modelo de grandes capitales como Nueva York o Ámsterdam, que cuentan con espacios similares". 

Roqueta ha detallado que este centro, en tal solo tres meses después de su apertura, se ha convertido en "un punto de encuentro y reflexión sobre diversidad sexual y de género para toda la ciudadanía". Y ha explicado que han sido miles de personas las que lo han visitado, han participado en sus actividades y han realizado consultas personales en el Servicio de Información y Dinamización. Además, según Roqueta, "el Servicio de Acogida ha asistido a un centenar de casos, tanto a nivel individual como grupal o familiar". 

Ahora Garriga, que consiguió un escaño al Congreso por Barcelona en el 28A, quiere acabar con este logro histórico del colectivo LGTBI. Es este otro ejemplo más de cómo la formación ultraderechista se ha convertido en una potencial amenaza contra la libertad de amar y ser uno mismo. 

Artículos recomendados

Comentarios