El cambio de hora no se eliminará hasta 2021

El cambio de hora no se eliminará hasta 2021

Los eurodiputados han acordado que la anulación del cambio de hora bianual no sea en abril de 2019 como ya había planteado la Comisión Europea.

La Eurocámara ha hablado. A pesar de que la Comisión Europea ya había planteado que la eliminación del cambio de hora se iba a llevar a cabo en abril de 2019, los eurodiputados han pactado retrasarla hasta 2021. Así lo han respaldado 410 votos a favor, frente a 192 en contra y 51 abstenciones. 

Este aplazamiento se ha pactado con la condición de que los Gobiernos europeos se coordinen para que el uso del horario de verano y de invierno de los países miembros no afecte negativamente al funcionamiento del mercado único. Al respecto, los eurodiputados han pedido también a la Comisión que si consideran que las consecuencias pueden perjudicarles de manera "significativa y permanente", se planteen retrasar su entrada en vigor en doce meses como máximo. 

La posible eliminación del cambio de hora tiene muchas implicaciones cotidianas cuya viabilidad todavía se pone en duda. Por ejemplo, para la seguridad vial. Según una información de El País, si se implanta el horario de verano, la Comisión teme que la reducción de sueño que supone levantarse una hora antes en primavera aumente el riesgo de accidentes de tráfico. De la misma manera, esto se contrapone con que el incremento de las horas de luz en la tarde contribuye a evitar dichos accidentes.

El horario de verano reducirá las horas de sueño "El horario de verano reducirá las horas de sueño "

Importantes consecuencias

La Comisión Europea considera que cambiar la hora tenía sentido para ahorrar energía en tiempos de guerra, pero que una vez superada esa etapa, el ahorro ya es mínimo. Además, la misma comisón admite que fundamenta la idea del cambio en las quejas ciudadanas, pero según sus estudios no existen evidencias científicas que concluyan que esto perjudique al cuerpo humano. 

Esteban González Pons, el vicepresidente del grupo popular europeo, ha declarado en una rueda de prensa que ante todo tienen que "estar seguros de que esta abolición del cambio horario estacional no tiene consecuencias para el mercado interior"y ha remarcado: "especialmente, si cada Estado miembro va a estar en un uso horario diferente"

Los países miembros podrán elegir si prefieren el horario de verano o el de invierno "Los países miembros podrán elegir si prefieren el horario de verano o el de invierno"

Otro de los aspectos que se deben tener en cuenta antes de proceder a la eliminación del cambio, es estar seguros de que la Comisión cuenta con "mecanismos jurídicos suficientes" para poder resolver los "problemas" que podría suponer el uso de distintas horas entre los Estados miembros. Por ejemplo, el tráfico aéreo se podría ver perjudicado por este cambio. 

Los países podrán elegir el horario que prefieran tener, decisión que tendrán que comunicar a Bruselas en abril de 2020. Según el uso horario que elijan, los habitantes de cada país tendrán que cambiar la hora de sus relojes por última vez en meses diferentes. Si se elige el horario de verano, los ciudadanos cambiarán la hora en marzo de 2021, y si prefieren el de invierno, lo cambiarán en octubre de ese año. 

Comentarios