Buscar
Usuario

Noticias

Un artista español se desnuda delante de la Mona Lisa en el Louvre

Forma parte del 'Proyecto V', en el que se desnuda delante de obras icónicas para luchar contra el patriarcado.

La Mona Lisa llegó al Museo del Louvre en 1797. En estos más de 200 años, robo incluido, La Gioconda habrá visto numerosas escenas curiosas a su alrededor, pero pocas como la que ha protagonizado un artista español.

Adrián Pino Olivera entró a la sala en la que se encuentra alojada el cuadro de Leonardo da Vinci y buscó una manera más que original de hacerse una foto con el retrato de Lisa Gherardini. Se quitó la ropa, cruzó las piernas para esconder su pene y se hizo todo un book de fotos hasta que las autoridades se lo llevaron. 

La explicación del porqué de su actuación, todo sea dicho, es inapelable: "Quería denunciar como la mujer es concebida en esta sociedad como objeto de consumo de masas. El cuerpo de la mujer ha sido objeto de explotación durante siglos. La publicidad utiliza su cuerpo como reclamo sexual y por eso mismo en la acción del Louvre poso como si fuese una modelo, para convertirme yo mismo en un producto, como la Mona Lisa, que ya no es solo una obra de arte, es un souvenir para ser devorado por los turistas".

Pero, ¿quién es Adrián Pino Olivera? Artista barcelonés de 28 años, su adoración a la diosa Venus le ha llevado a crear en 2017 el 'Proyecto V' (la V es de Venus, claro). En dicho proyecto, se dedica a desnudarse delante de las obras más importantes de la historia. Lo hace con un fin, que no es otro que el de "denostar el patriarcado y la figura de un hombre que lo domina todo para colocar en esa posición a la mujer", según indica el propio Adrián a Código Nuevo

Es por ello que en sus desnudos esconde su pene y simula una vagina. Así lo explica el artista: "Ponerme los genitales entre las piernas es una castración simbólica que responde a mi creencia de que lo masculino es lo sucio, lo vulgar, y lo que nos ha llevado a la situación de decadencia en la que estamos".

26 horas en el calabozo 

La intención de Adrián no era desnudarse delante de La Gioconda, sino de hacerlo ante La libertad guiando al pueblo, de Delacroix. No encontró el momento para empezar a quitarse la ropa, y buscó un plan B

Una vez ejecutado, dieron comienzo las peores 26 horas de la vida de Adrián: "Fue un verdadero descenso a los infiernos. Me llevaron a una sala aparte del museo y vino la policía. De allí me llevaron al calabozo y me hicieron un reconocimiento psiquiátrico. Al final entendieron que la intervención formaba parte de un proyecto y que no me faltaba un tornillo ni nada de eso. A las 26 horas me soltaron".

Tras este desgarrador testimonio, el artista cuenta que le han prohibido la entrada al Louvre durante los próximos años, y que tiene un juicio en París el 14 de mayo donde podrá esclarificar los hechos. No parece importarle mucho: él pretende seguir con su trabajo.

Prepara una sorpresa en Barcelona

El David de Miguel Ángel, la Fontana di Trevi o La victoria de Samotracia ya han sido testigos de la anatomía de Adrián Pino Olivera. Posar desnudo en la fuente más importante de Roma le costó, eso sí, una multa de 500 euros, que no está dispuesto a pagar.

Su 'Proyecto V' tiene previsto llegar a las 22 obras para diciembre de 2018, por lo que es probable que el artista vuelva ser noticia dentro de poco. Además, ha desvelado que tiene previsto hacer una de sus intervenciones estelares en un museo de su tierra, Barcelona. Habrá que estar muy atentos.

Artículos recomendados

Comentarios