Buscar
Usuario

Ciencia

La Antártida ha perdido 3.000 millones de toneladas de hielo en los últimos 25 años

Supone un aumento del nivel del mar de 7,6 mm. Desde 2012, la situación se ha agravado y no tiene perspectiva de mejorar a corto plazo.

La revista Nature ha publicado "el estudio más sólido sobre el balance de masas de hielo de la Antártida hasta la fecha". Y los resultados no son demasiado esperanzadores. La Antártida perdió 3 billones de toneladas de su capa de hielo entre 1992 y 2017, y cada año que pasa el problema es más grave. 

Antes de 2012, la Antártida perdía una media de 76 mil millones de toneladas al año. Desde entonces, el ritmo no ha hecho más que aumentar. En los últimos cinco años, la Antártida ve reducido su territorio anualmente en 219 mil millones de toneladas

La consecuencia directa de estos datos preocupantes tiene que ver con el aumento del nivel del mar. Cuando de la Antártida se desvanecían 76 mil millones de toneladas al año, el nivel del mar aumentaba 0,2 mm. En los últimos años, el incremento es de 0,6 mm. En total, los niveles mundiales del mar han subido 7,6 mm desde 1992, de los cuales 3 se han producido de 2012 en adelante. 

Cabe destacar que, si la Antártida perdiera todo su hielo, el nivel del mar se elevaría 58 metros. Por tanto, su análisis es fundamental para conocer en qué punto del cambio climático nos encontramos. "Los resultados tiene que ser un motivo de preocupación para los gobiernos en los que confiamos para proteger nuestras ciudades y comunidades costeras", añaden los investigadores.

El deshielo en la Antártida ha alcanzado ya valores preocupantes "El deshielo en la Antártida ha alcanzado ya valores preocupantes"

Un completo estudio sobre lo que sucede en la Antártida

El estudio liderado por la Universidad de Leeds (Reino Unido) cuenta con la participación de 84 científicos de hasta 44 instituciones internacionales. Utilizando técnicas innovadoras como el Ejercicio de Comparación de Balance de Masa de la Capa de Hielo (IMBIE, sus siglas en inglés), han podido mostrar de forma fidedigna el cambio existente en el territorio.

"Los satélites nos han proporcionado una imagen asombrosa de cómo está cambiando la Antártida. La longitud del registro de satélites ahora nos permite identificar regiones que han ido experimentando pérdidas sostenidas de hielo durante más de una década", subraya Pippa Whitehouse, de la Universidad de Durham.

El siguiente paso de los investigadores consiste en realizar un análisis comparativo con otras etapas de la historia similares, como señala la propia Whitehouse en la revista. Nuestro planeta ha vivido otros cambios climáticos desde su formación. Saber cómo los superó se convierte ahora en una cuestión fundamental. 

Artículos recomendados

Comentarios