Álvaro de Marichalar desea que la infanta Elena vuelva con su hermano

Álvaro de Marichalar desea que la infanta Elena vuelva con su hermano

El hermano de Jaime de Marichalar, que pretende dar la vuelta al mundo en moto acuática, ha hablado de su familia.

El aristócrata más acuático, Álvaro de Marichalar, tiene un objetivo en mente: dar la vuelta al mundo tal y como lo hicieron Juan Sebastian Elcano y Fernando de Magallanes hace exactamente 500 años. Durante los preparativos que anteceden su salida desde el cáuce del río Guadalquivir en Sevilla, el hermano de Jaime de Marichalar ha querido dar sus impresiones a los medios de comunicación presentes a los pies de la Torre del Oro, donde no solo ha concretado todos los detalles que conciernen a su gran ambición, sino que preguntado por su vida privada, también ha tenido algunas palabras para su entorno.

El empresario se ha atrevido a hablar sobre la separación de su hermano con la Infanta Elena. De esto han pasado ya casi diez años desde que obtuvieran su divorcio en el mes de diciembre de 2009. El tercero de los Marichalar y Bruguera tiene en estima a la exmujer de su hermano y ha querido hablar abiertamente de su buenísima relación: "Es una señora muy elegante y muy buena persona". "Le tengo un afecto estupendo. Ójala un día se arreglaran", ha confesado.

Por otro lado, bien es sabido lo mucho que este activista de la mar quiere a sus sobrinos, Victoria Federica y Froilán. En una entrevista a La Vanguardia antes del comienzo de su difícil expedición, de Marichalar asegura que no tiene nada que reprocharles, ni siquiera sus últimas y dudosas apariciones en público o los actos que han ensombrecido su imagen ante los medios: "Son bárbaros".

"Me recuerda mucho a mi madre. Estoy muy orgulloso de ella, porque conecta muy bien con las personas", opina sobre la pequeña de los Marichalar y Borbón. Sobre su hermano, el Marichalar más aventurero también tiene unas palabras de afecto y comprensión: "Es estupendo y aunque haya tenido cosas que solo tienen explicación por su edad, es buena persona". 

Una ambiciosa travesía

Además de sus palabras hacia sus sobrinos o excuñada, Álvaro de Marichalar está ahora centrado en una ambicioso recorrido por los océanos. No le importa hacerlo solo y es que podría ser que atravesara una crisis sentimental con su pareja, Natali Koretskay. Dar la vuelta al mundo a bordo de una moto acuática no es moco de pavo, aunque está convencido de que puede hacerlo sin ayuda. El tercer hijo del octavo conde de Ripaldaja partido desde Sevilla y lo hizo a bordo de su embaración de tres metros de eslora, a la que él mismo ha llamado Numancia. El nombre hace referencia a lugar donde se ubica la finca de la familia Marichalar.

Pese a que no quiere contar con la más mínima ayuda, partió junto a otras dos motos desde Sevilla para dirigirse hacia la desembocadura del río, en Sanlúcar de Barrameda. A su paso, coincidió con la nave Pros que pretende realizar la misma meta que Marichalar, en el mismo tiempo que lo hicieron El Cano y Magallanes, a lo largo de tres años. Una vez salga a mar abierto en septiembre, el noble declaró que contará con la ayuda de un barco de apoyo exclusivamente desde Dakar a Brasil y desde Alaska a Rusia, pues de esta manera, en caso de emergencia, podría ser socorrido por su tripulación. En el resto de tramos, aseguró que surcará las aguas en "riguroso solitario y sin barco de apoyo". 

El aristócrata pretende dar la vuelta al mundo en homenaje a El Cano y Magallanes, 500 años después del comienzo de su hazaña "El aristócrata pretende dar la vuelta al mundo en homenaje a El Cano y Magallanes, 500 años después del comienzo de su hazaña"

Álvaro de Marichalar no reanudará su travesía por los mares hasta el 20 de septiembre, con el objetivo de respetar la fecha histórica en la que emprendieron su marcha las cinco naves capitaneadas por Magallanes y sus 239 tripulantes. Asimismo, garantiza que pretende colaborar con asociaciones como la Cruz Roja o Tierra de Hombres y Mensajeros de La Paz, y así denunciar la pesca ilegal, el tráfico de personas y la contaminación del océano por los vertidos y desechos plásticos.

Comentarios