Buscar
Usuario

Ciencia

La ciencia responde: ¿La cerveza engorda o adelgaza?

Un estudio español trata de mostrar como afecta el consumo de cerveza a aquellas personas que hacen dieta y entrenan.

La ciencia responde: ¿La cerveza engorda o adelgaza?

En España, el consumo de cerveza es algo de lo más habitual, cualquier momento es bueno para disfrutar de esta bebida fría. Además, cada vez su consumo es mayor, ya que en 2018 nuestro país alcanzó el récord de superar por primera vez los 40 millones de hectolitros, según muestra el Informe Socioeconómico de la Cerveza de 2018. Sin embargo, para aquellas personas que empiezan una dieta, la cerveza puede convertirse en un placer culpable, o eso pensábamos hasta que un nuevo estudio ha mostrado que esta bebida podría no influir en los resultados de aquellas personas que entrenan.

Este informe español, publicado en la revista Nutrientes, recopiló los datos de 72 personas cuyos avances fueron controlados durante diez semanas. Existían dos grupos de muestra. Por un lado los que comenzaban a entrenar con ejercicios de alta intensidad y por otro lado los que preferían un estilo de vida mas sedentario. De esta manera, estos últimos tenían que beber alcohol por bien del estudio, mientras que aquellos que hacían ejercicio podían elegir si querían o no.

Grupo de amigos disfrutando de unas cervezas "Grupo de amigos disfrutando de unas cervezas"

A aquellas personas que decidían beber se les asignaba una cerveza al azar y a los que eligieron no hacerlo se les proporcionó cerveza sin alcohol o agua con gas. Por lo que durante cinco días a la semana, los hombres deportistas consumían un vaso de la bebida asignada en el almuerzo y en la cena, y las mujeres únicamente en la cena. En cuanto a las sesiones de entrenamiento, eran dos por semana, de entre 40 y 65 minutos con una alta intensidad.

Además los investigadores midieronla composición corporal de todos (circunferencia de la cintura, relación cintura/cadera, masa corporal y grasa abdominal) al comienzo y al final del periodo de estudio de 10 semanas. Finalmente se descubrió que ninguno de los grupos experimentó cambios negativos en la composición corporal. Además aquellos que entrenaron. Incluso los que bebieron alcohol, perdieron grasa corporal y ganaron masa muscular.

¿Consumir alcohol estando a dieta?

Hasta aquí todo bonito y maravilloso, pero por lo habitual el consumo de alcohol no es recomendable en ningún tipo de dieta, así lo afirman los expertos. Amy Woodson, especialista en dietética deportiva, explicaba lo sucedido en el estudio al diario El Confidencial: "Todo se reduce a las calorías totales, a cuántas están ingiriendo versus cuántas están quemando". De esta forma Woodson afirma que se puede introducir alcohol dentro de una dieta, siempre que entre dentro de las necesidades calóricas totales de cada persona.

Además, también es importante destacar, que el estudio no analizó cómo estaban comiendo sus participantes durante este tiempo. Por lo general, cuando una persona comienza con un entrenamiento, también empieza a comer de una manera más saludable. Por lo que si esto hubiese sucedido, podría haber influido enormemente en el buen resultado que el estudio ha aportado.

Artículos recomendados

Comentarios