Una adolescente busca familia adoptiva a su futuro bebé a través de WhatsApp

Una adolescente busca familia adoptiva a su futuro bebé a través de WhatsApp

La madre es una chica argentina de 17 años que vive en situación de pobreza y no podrá mantener a su hijo.

A veces el ser padres y madres y no tener dinero resulta muy duro, tanto que en ocasiones se ven obligados a dar a sus hijos en adopción por el hecho de no poder mantenerlos. Esto es lo que le ha pasado a una adolescente de 17 años en Argentina, que por no poder ofrecerle una buena vida al hijo que espera decidió bucarle una familia a través de WhatsApp. 

La chica está embarazada de ocho meses y asegura que lo que busca es una familia y que todo se hará de acuerdo a las leyes de su país. Además ya tiene otra hija de nueve meses y no quiere que su futuro hijo "tenga que pasar por un orfanato". "Ya estoy en el octavo mes de embarazo y quiero conocer y saber con qué familia se va a ir mi bebé, porque una vez lo tenga si no encuentro a nadie, lo van a llevar a un orfanato y entrar en una lista de adopción, eso me angustia", explicó la joven al medio argentino Primera Edición de Posadas. 

Mensaje que difundió la adolescente para buscar familia a su hijo "Mensaje que difundió la adolescente para buscar familia a su hijo"

La polémica llegó cuando se dio a conocer que el medio para conseguir unos futuros padres era la mencionada red social, ya que la gente considera que no es la plataforma adecuada para resolver este tipo de cuestiones. El mensaje que difundió en WhatsApp fue: "Si alguien sabe. Quién desee de corazón adoptar a un bebé recién nacido que se comunique a mi número, gracias"

La jueza no ve delito 

La protagonista se defiende y explica que "nadie" sabe por lo que pasó y "cómo vino esta criatura al mundo". Además asegura que sabe que "esto no es un juguete" y que tiene sus "razones y motivos" para buscar de esta manera un hogar a su futuro hijo. Por otra parte, la jueza de Instrucción de la localidad en donde vive la joven, en Panamí, cerca de la frontera con Brasil, aclaró que esta "no incurrió en ningún delito"  y dio permiso para que la Defensoría Civil interviniese cuando se produjese la entrega del bebé a la familia adoptiva. Y es que los jueces son los únicos que disponen de poder para otorgar la guardia y custodia de un menor. 

Comentarios