Buscar
Usuario

Vida

6 señales inequívocas para saber si tu pareja te está siendo infiel

Algunos indicios pueden revelar la posibilidad de que nuestra pareja no está engañando: hay que tener cuidado con su intimidad.

Las relaciones de pareja jamás fueron fáciles. La experiencia de cada uno de los miembros, las inseguridades o las dudas pueden generar ciertas grietas que, si no se solventan a tiempo, derivan en el fin de una bonita relación.

De perdonar una infidelidad o no; dependen las circunstancias y mentalidad de cada una de las personas. Pero no hay duda de que se trata de uno de los principales problemas que enfrentan este tipo de relaciones. Sin embargo... ¿cómo podemos podemos demostrarlo? ¿Cómo podemos encontrar pruebas que delaten a nuestra pareja? ¿Qué tipo de comportamientos deberían encender nuestras alarmas?

Estos consejos pueden ayudarnos, aunque hay que tener en cuenta que siempre debemos respetar la intimidad de los demás y reforzar la comunicación en todo momento:

1 Cambios de humor y nuevas parcelas de su vida en las que no te deja participar

Los repentinos cambios de humor deberían de hacer saltar nuestras alarmas "Los repentinos cambios de humor deberían de hacer saltar nuestras alarmas"

Puede parecer evidente, pero no siempre lo percibimos. Las personas que comienzan a engañar a su pareja experimentan un cambio de personalidad, en el que sin aparente motivo, empiezan a guardar su intimidad celosamente.

Como consecuencia de ello, se puede producir cierto distanciamiento, aunque no en todas las ocasiones: son aquellos cónyuges que mantienen una vida paralela sin sentir ningún tipo de remordimiento. Aunque, llegados a este punto, debemos reflexionar: es posible que nuestra pareja simplemente busque algo más de intimidad.

Además, la persona comenzará a realizar actividades por separado y a mantener aspectos de su vida que no te comentará: hay algo que, evidentemente, dará para hacernos pensar.

2 Aumenta su asistencia a reuniones de trabajo

Desconfía si te da más detalles de la cuenta "Desconfía si te da más detalles de la cuenta"

Derivado de lo que anteriormente hemos comentado, la persona puede aprovechar algunas de las parcelas conocidas de su vida para encontrar nuevos huecos en los que cometer sus infidelidades.

Como es posible que simplemente haya aumentado su carga de trabajo, debemos tener en cuenta otro aspecto importante: la forma en la que nos relata su viaje. Si se excede en los detalles, es posible que cuente con un argumento preparado de antemano.

No debemos, sin embargo, obsesionarnos con ello. Simplemente la duda debería llevarnos a esforzarnos por mejorar la comunicación con nuestra pareja.

3 Obsesión repentina por el móvil

Si de repente cuida con mayor celo su intimidad... desconfia "Si de repente cuida con mayor celo su intimidad... desconfia"

Debemos, primero, descartar un posible caso de adicción al teléfono: en este caso el uso continuado del teléfono se realizaría de manera gradual, de manera espontánea, sin que llame nuestra atención.

En este caso, habría que observar si ese cambio de conducta se ha producido de manera espontánea, con un marcado cambio ente un mes y el siguiente. Esto puede hacer sospechar de que se oculta algo: si controla o chequea sus mensajes y llamadas, si borra los registros o si usa su teléfono a horas intempestivas.

Sin embargo, hay que tomar precauciones: la intimidad de nuestro allegado es completamente fundamental.

4 Nerviosismo y cambios en la personalidad

Sus cambios de comportamiento pueden ser evidentes "Sus cambios de comportamiento pueden ser evidentes"

La existencia de una infidelidad produce, por lo general, cierta sensación de remordimientos. La persona sabe que está cometiendo un acto, al menos, cuestionable y crecerá en su interior una especie de temor para evitar ser descubierto.

La prueba más evidente será un estado prácticamente continuo de tensión, sobre todo a la hora de relatarte sus salidas, las excusas por las que no puede acudir contigo a cierto acontecimiento...

5 Repentina seguridad en sí mismo y prepotencia

Su sensación de control de la situación puede ser uno de los indicadores de infidelidad "Su sensación de control de la situación puede ser uno de los indicadores de infidelidad"

Al contrario que el punto anterior, la persona también puede experimentar una especie de 'subidón'. La sensación de control que otorga una experiencia de estas características, el sentimiento de sentirse deseados, llevará a que la persona aumente su confianza en sí misma.

Esto no siempre se deriva de estos problemas. Que ambos cónyuges cuenten con una autoestima saludable, es fundamental para que las relaciones tengan éxito. Si queremos a la otra persona, desearemos su bienestar.

Sin embargo, debería hacer saltar las alarmas si el subidón es realmente acusado, negativo. La persona puede empezar a desarrollar cierto sentimiento de prepotencia, comenzar a minusvalorarte: no lo permitas.

6 Excesivos cuidados hacia ti

Los cambios repentinos deben saltar las alarmas "Los cambios repentinos deben saltar las alarmas"

A todos nos gustan que nos traten con interés, cariño; pero al contrario del punto anterior, también se puede experimentar un cambio repentino que debería hacer saltar todas las alarmas.

En este caso, podrías percibir que la persona se encuentra excesivamente interesada en ti, que tiene cierta obligación a brindarte halagos constantes, a contentarte con palabras y regalos... desconfía.

Por regla general, las personas que cometen una infidelidad intentan paliar su arrepentimiento -a la vez que ocultan la realidad- mostrando una mayor atención en su pareja. El típico "si es cariñoso conmigo, no va a mentirme". Sin embargo, es posible que tu pareja simplemente haya sido consciente de que te estaba abandonando, por lo que deberás contar con más indicios para llegar a la conclusión de que está con otra persona.

BONUS ¿Por qué se cometen infidelidades? ¿Cómo mantengo el equilibrio entre la intimidad y la necesidad de recabar pruebas?

Las infidelidades pueden ser la consecuencia de la falta de una base sólida en la pareja "Las infidelidades pueden ser la consecuencia de la falta de una base sólida en la pareja"

La mayoría de las infidelidades puede producirse por la falta de una base que mantenga unida a la pareja o, por ejemplo, por la caída en la rutina que produce que, al menos uno de los miembros de la pareja, no encuentren su hueco.

Por norma general, la mayoría de personas pierde la pasión de los primeros momentos a los dos años de haber conocido a su pareja. Tras este período de intensidad, la pareja necesitará contar con una base sólida de confianza que mantenga a la pareja de forma satisfactoria. Esta es la causa de que gran parte de las relaciones terminen pasado este momento.

Por otro lado, es fundamental que jamás pasemos la raya de violar la intimidad de la otra persona. Cada uno de los cónyuges debe mantener su parcela privada para que la relación no sea tóxica. Se trata de un equilibrio que siempre debemos mantener: por ello, a la hora de recabar pruebas, habrá que contar con varios indicios y, siempre, priorizando la comunicación dentro de la pareja.

Artículos recomendados

10 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados