Buscar
Usuario

Galería de fotos

Los mejores pósters de los Juegos Olímpicos

Desde que tuvieran lugar los primeros en Atenas en 1896, se han producido 30 Juegos Olímpicos de verano. Los trigésimo primeros Juegos Olímpicos tienen como sede Río de Janeiro, en lo que son los primeros juegos en Sudamérica. Repasamos los mejores pósters oficiales de los Juegos Olímpicos.
Estocolmo 1912

Estocolmo 1912

Uno de los primeros diseños que más destaca es el de Estocolmo en 1912. Creado por el pintor sueco Gustaf Hjortzberg, el diseño muestra a varios atletas desnudos portando las banderas de las naciones participantes en los JJOO de dicho año. Una idea que inspiró al póster de los juegos de Amberes ocho años después. Gustaf Hjortzberg / IOC
Berlín 1936

Berlín 1936

Los JJOO de Berlín en 1936 hicieron historia por tener lugar en plena Alemania nazi. Creado por el artista alemán Franz Wurbel, muestra la Puerta de Brandenburgo con un atleta de raza aria de fondo. Como dato curioso, Barcelona quedó en segundo lugar en la carrera por los juegos de 1936. Franz Wurbel / IOC
Tokio 1964

Tokio 1964

Los primeros juegos nipones dejaron un diseño simple pero efectista a la vez que impactante. El sol naciente junto a los aros olímpicos en color dorado. Su diseñador Yusaku Kamekura realizó otros pósters promocionales en los que varios atletas de distintas razas competían para mostrar la diversidad de los JJOO. Yusaku Kamekura / IOC
México 1968

México 1968

Probablemente uno de los diseños que más se recuerde de la Historia olímpica. Creado por el estadounidense Lance Wyman y los mexicanos Pedro Ramírez Vázquez y Eduardo Terrazas, muestra una mezcla entre diseños de pop art y la influencia de la cultura mexicana. Pedro Ramírez Vázquez, Eduardo Terrazas, Lance Wyman / IOC
Munich 1972

Munich 1972

La ciudad de Munich quiso demostrar al mundo que Alemania era otro país distinto desde la Segunda Guerra Mundial. Otl Aicher fue el encargado de diseñar no solo los novedosos pósters olímpicos (no hay más que buscar "Munich 1972 Posters" en Google) sino también los pictogramas que representaban a cada deporte para que cualquiera, sin importar su idioma, pudiera entenderlo. Otl Aicher / IOC
Montreal 1976

Montreal 1976

Aunque este no es el póster oficial de los Juegos Olímpicos de Montreal, es muy recordado por su impactante mensaje en 1976 queriendo mostrar a la juventud reuniéndose por los JJOO, con una chaqueta que muestra chapas pro LGBT, con el símbolo de la paz y apoyando la igualdad de género. El póster oficial mostraba los aros olímpicos con sombras alrededor. Raymond Bellemare / IOC
Moscú 1980

Moscú 1980

Wladimir Arsentjev fue el diseñador de este póster que muestra varias líneas confluyendo en una estrella final, emblema de la Unión Soviética. El diseño simple y los colores usados (rojo y dorado) son un claro ejemplo del diseño soviético que se quería transmitir. Wladimir Arsentjev / IOC
Barcelona 1992

Barcelona 1992

Los primeros JJOO realizados en España se recuerdan como los mejores Juegos Olímpicos de la Historia y, según varios diseñadores, también tuvo uno de los mejores pósters oficiales. Dos líneas y un punto que mostraban a un atleta en movimiento diseñado por Josep M. Trías. Para estos juegos se realizaron la friolera de 2.940.000 pósters distintos, a destacar los ideados por Addison con atletas en el espacio exterior. Josep M. Trías / IOC
Atlanta 1996

Atlanta 1996

Los Juegos Olímpicos del centenario tuvieron lugar en Atlanta, dejando a Atenas sin juegos hasta 8 años después. En la imagen diseñada por el artista Primo Angeli se puede observar la figura de un atleta de corte clásico rodeado de los colores olímpicos y las estrellas del logo oficial marcando su espalda. Primo Angeli / IOC
Londres 2012

Londres 2012

Los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 estuvieron llenos de diseños muy modernos aunque no exentos de polémica. Hubo desde acusaciones que afirmaban que creaba epilepsia hasta teorías que aseguraban que representaba a dos personajes de Los Simpson en una posición sexual. Lo que está claro es que no dejó indiferente a nadie. Wolff Olins / IOC