Buscar
Usuario

Galería de fotos

Fukushima 5 años después del accidente nuclear

Han pasado cinco años desde el desastre nuclear del 11 de marzo en la planta nuclear de la isla de Fukushima. Cientos de familias se vieron obligadas a abandonar su hogar, la radiación de algunos elementos puede permanecer en la tierra miles de años.
Una vivienda resiste en pie cinco años después del desastre de Fukushima

Una vivienda resiste en pie cinco años después del desastre de Fukushima

Una vivienda resiste en pie. El un panorama desolador dentro de la zona de exclusión de Fukushima, muy cerca de la planta nuclear devastada por el desastre. El área sigue restringida a los residentes debido a la radiación. Christopher Furlong/Getty Images
Una casa sin puertas ni ventanas se alza junto a un árbol en Fukushima cinco años después

Una casa sin puertas ni ventanas se alza junto a un árbol en Fukushima cinco años después

Pocos elementos de la naturaleza sobreviven en el quinto aniversario de la tragedia de Fukushima debido al tsunami que lo arrasó todo y a la alta radiación del desastre nuclear. Christopher Furlong/Getty Images
La maleza invade los comercios abandonados en Fukushima

La maleza invade los comercios abandonados en Fukushima

Carteles comerciales y de publicidad indican a ningún habitante la zona los puntos de venta de la ciudad. La naturaleza se abre paso entre los vehículos abandonados y los metales se oxidan. Christopher Furlong/Getty Images
Una vivienda tradicional japonesa aguanta en el epicentro de la radiación en Fukushima

Una vivienda tradicional japonesa aguanta en el epicentro de la radiación en Fukushima

Mimetizada con el paisaje apocalíptico, una vivienda de planta tradicional aguanta en plena zona de riesgo de radiación, cinco años después del desastre de Fukushima. Christopher Furlong/Getty Images
Un bodegón con objetos personales en el interior de un hogar de Fukushima

Un bodegón con objetos personales en el interior de un hogar de Fukushima

Objetos personales y del hogar, cubiertos de polvo, reposan sobre una cómoda de madera. Un jarrón con flores secas acompañan el bodegón de naturaleza muerta. Christopher Furlong/Getty Images
El interior de una vivienda en Fukushima, cinco años después del desastre

El interior de una vivienda en Fukushima, cinco años después del desastre

Un oso de peluche, platos, vasos, una cesta para hacer la colada, un cinturón, libros, cuadros volcados...así quedó este salón tras el tsunami y la fuga nuclear que provocó el desastre. Christopher Furlong/Getty Images
Unos trabajadores buscan indicios de radioactividad en la zona de exclusión de Fukushima

Unos trabajadores buscan indicios de radioactividad en la zona de exclusión de Fukushima

Un grupo de trabajadores buscan indicios de radioactividad en la zona no contaminada de radiación de Fukushima para controlar la expansión del foco. Christopher Furlong/Getty Images
Un restaurante permanece cerrado cinco años después de la catástrofe nuclear

Un restaurante permanece cerrado cinco años después de la catástrofe nuclear

Una cafetería-restaurante de carretera permanece cerrada en Fukushima tras la catástrofe nuclear. La naturaleza se abre paso entre el asfalto y los luminosos van desgastándose entre el metal oxidado. Christopher Furlong/Getty Images
Un comercio de alimentación con la persiana bajada en Fukushima

Un comercio de alimentación con la persiana bajada en Fukushima

Una máquina de refrescos que parece intacta da la bienvenida a un comercio cerrado con el toldo totalmente desgastado por el paso del tiempo y los carteles de patrocinio tirados en el suelo. Christopher Furlong/Getty Images
Un parque infantil abandonado en la isla de Fukushima

Un parque infantil abandonado en la isla de Fukushima

La madera de las instalaciones así como el hierro del columpio se resienten tras cinco años sin que nadie les de ningún tipo de uso tras la catástrofe. Christopher Furlong/Getty Images
La naturaleza crece sobre los coches dejados de un parking

La naturaleza crece sobre los coches dejados de un parking

Las ramas de los arbustos crecen alrededor de los vehículos que permanecen inmóviles por más de cinco años en un parking de la isla de Fukushima. Christopher Furlong/Getty Images
Algunas herramientas y juguetes permanecen intactas cinco años después del desastre nuclear

Algunas herramientas y juguetes permanecen intactas cinco años después del desastre nuclear

Minnie Mouse se asoma por la ventana de una vivienda mientras que un tractor, una caja de herramientas y un montón de ruedas se amontonan en lo que parece ser el trastero de una casa. Christopher Furlong/Getty Images
Una escuela vacía en el foco de radiación de Fukushima

Una escuela vacía en el foco de radiación de Fukushima

Así han quedado los pasillos de una escuela vacía dentro del área de contaminación por radiación en Fukushima. Sin profesores, sin niños y sin futuro. Christopher Furlong/Getty Images
Interior de un pequeño comercio en Fukushima

Interior de un pequeño comercio en Fukushima

Sin puertas ni ventanas se puede observar el interior abandonado de un comercio cuyo letrero luce con una tipografía azul. La maleza se expande de arriba hacia abajo y al revés, intentando atrapar lo que queda de la tienda. Christopher Furlong/Getty Images
En este área, no queda nada en pie tras el Tsunami de Fukushima

En este área, no queda nada en pie tras el Tsunami de Fukushima

Ningún edificio resistió a la embestida del tsunami y al posterior movimiento de tierra que el desastre provocó en esta zona. Eso sí, el tendido eléctrico no sufrió apenas daños. Christopher Furlong/Getty Images
Un trabajador pasa por el escáner de radiación al terminar su jornada laboral

Un trabajador pasa por el escáner de radiación al terminar su jornada laboral

Uno de los trabajadores que desarrollan su labor en el área de Fukushima, se somete al análisis de los niveles de radiación a los que ha estado expuesto. Christopher Furlong/Getty Images
Así se averigua el nivel de exposición a la radiación

Así se averigua el nivel de exposición a la radiación

Unos expertos en radiación nuclear disponen de medidores portátiles que escanean cualquier parte del cuerpo e indican numéricamente los niveles de radiación que desprenden. Christopher Furlong/Getty Images
Los trabajadores descansan en su traje protector

Los trabajadores descansan en su traje protector

Los trabajadores descansan con el traje que protege de la radiación en el refugio anti-sísmico que hay instalado para que no se vuelva a repetir el desastre durante las investigaciones. Christopher Furlong/Getty Images