Buscar
Usuario

Política

Tensión entre Yolanda Díaz y Pablo Iglesias por los cambios en Podemos

Pablo Iglesias teme que Podemos termine diluido en el 'frente amplio' y un giro radical de estrategia y discurso.

Tensión entre Yolanda Díaz y Pablo Iglesias por los cambios en Podemos Tensión entre Yolanda Díaz y Pablo Iglesias por los cambios en Podemos

Foto: CordonPress

Los movimientos que Yolanda Díaz está realizando en Podemos y su 'frente amplio' están tensando la relación entre dos líderes que hasta la fecha mantenían una relación muy estrecha. La intención de crear un 'frente amplio' que está realizando la actual ministra de Trabajo no es compartida por Pablo Iglesias, que teme que la formación morada pueda quedar desdibujada en el nuevo escenario. Sobre esta cuestión, hoy 2 de diciembre ha dejado un mensaje velado en una entrevista en La Cafetera: "No quiero estar a la izquierda del PSOE, le regalo esa esquina. Es muy pequeño y marginal".

"¿Pero Pablo Iglesias no había dejado la política?", ironizan en el entorno de Yolanda Díaz, según publica el diario ABC. El punto de inflexión se sitúa en el acto del 14 de noviembre, en el que Díaz compartió escenario con Mónica Oltra, Mónica García, Ada Colau y Fatima Hamed. La dirección morada mostró su descontento con el hecho de que este acto no tuviera como invitadas a Ione Belarra e Irene Montero.

Ese abandono de Pablo Iglesias de la política se entiende, en el entorno de Díaz, como un paso atrás sin condiciones. Por ello no comprenden que Iglesias mantenga una presencia masiva en medios de comunicación con mensajes, un hecho que no resulta de especial agrado para su sector.

De hecho, Iglesias lanzó comentarios sobre la ausencia de Belarra y Montero de forma pública: "Me hubiera gustado que estuvieran Ione o Irene, pero hay ue respetar que Yolanda decide con quién está en cada momento". Además, pidió que la ministra de Trabajo "cuide" la formación morada y que "cierre pronto" el papel "importante" que tendrá el partido en su nuevo proyecto político.

En Podemos sienten que el nuevo 'frente amplio' tendrá un mejor horizonte electoral que caminar por separados, pero consideran que están siendo desplazados en este proceso. No ayudó la presencia de Íñigo Errejón aplaudiendo en el acto.

El espejo de Manuela Carmena

El acto del 14 de noviembre fue un punto de inflexión en las relaciones entre Díaz e Iglesias, pero las desavenencias vienen de antes. Por ejemplo, cuando Juan Carlos Monedero publicó un artículo de opinión en el que comparaba a Díaz con Manuela Carmena y defendía la importancia del partido como eje vertebrado en las propuestas políticas.

Iglesias también lanzó ese paralelismo en una de las tertulias en las que ahora participa: "Hay una coincidencia muy clara en la izquierda de que lo que intentó Carmena en su momento, lo de 'mi carisma y yo podemos sin los partidos', no funcionó".

Yolanda Díaz ya advirtió en septiembre sobre estos desencuentros: "Nunca me he peleado por estas razones ni lo voy a hacer, como suceda esto o exista ruido, es probable que yo me vaya". Mientras tanto, continúan las diferencias. Ada Colau ya ha recordado que Díaz está encaminada a dirigir Podemos porque le había "tocado" ser candidata a la Presidencia del Gobierno porque Iglesias así lo decidió.

Artículos recomendados

Comentarios