Buscar
Usuario

Vida

De sufrir obesidad y riesgo de diabetes, pasó a ser todo un modelo con este ejercicio

Quantel Thomas se vio obligado a cambiar de vida cuando un médico le advirtió sobre los problemas a los que le dirigía su obesidad.

De sufrir obesidad y riesgo de diabetes, pasó a ser todo un modelo con este ejercicio

La vida de Quantel Thomas se estaba deteriorando demasiado rápido como consecuencia de una de las epidemias más características del siglo XXI, la obesidad. Y lo hizo hasta tal punto que, en enero de 2018, un médico le dio un ultimátum: o bajaba inmediatamente de peso o corría riesgo de desarrollar una diabetes tipo 2 que le acompañaría durante el resto de su vida.

"Pesaba 128 kilos y tenía molestias constantes. No solo eso, cuando visité a un médico me informó que era prediabético", ha contado en una entrevista publicada en la revista Men's Health.

Quantel había tenido siempre algunos kilos de más, aunque esta situación empeoró cuando sufrió una lesión con 18 años que le alejó del fútbol que practicaba con regularidad. Desde ahí, entró en un círculo en el que llegó a tener picos con 136 kilos de peso: "Tenía muchas ganas de salir del túnel", confiesa.

Su primera idea fue ir al gimnasio, aunque reconoce que la salud no era su única motivación: "No mentiré, al principio decidí hacerlo para atraer a las mujeres, porque estaba muy acomplejado con mi aspecto físico, además, ¿quién quiere estar con alguien que no confía en sí mismo, que piensa que es desagradable y feo? Sabía que así nunca encontraría a una chica", asegura.

Todo un cambio de vida

El primer mes de Quantel no fue especialmente prolífico, ya que cogió varios kilos, aunque posteriormente consiguió conquistar objetivos, hasta que llegó a los 81 kilos diez meses después de comenzar con su nueva rutina.

"Lo primero que noté fue cómo cambiaba mi cara, porque no tenía cuello y solo papada. He perdido más de un tercio de mi peso corporal, pero sabía que no solo podía hacer eso", confiesa.

Por ello, decidió incorporarse a un estudio científico que ahora se publica en la revista Mayo Clinic Proceedings y que tenía un objetivo claro: demostrar que los ejercicios de fuerza muscular permiten reducir el riesgo de diabetes tipo 2 que, según los resultados, baja en un 32%.

La salud de Quantel ha mejorado en todos los sentidos, prácticamente como un renacer. Hasta el punto de que ahora quiere estudiar Ciencias de la Salud y tiene intención de comenzar en competiciones de culturismo: puede hacer press de banca de 129 kilos y peso muerto de 215.

Sin duda, la experiencia ha sido muy positiva para él: "Lo más importante para mí de este largo viaje ha sido aprender a amarme a mí mismo y entender que si hay algo de ti que no te gusta puedes cambiarlo. Las cosas no son estáticas, todo está en continuo movimiento, incluido nosotros mismos. El verdadero y último hito que he alcanzado hasta día de hoy ha sido conocerme, pero todavía me queda mucho por aprender y estoy ansioso por ello".

Artículos recomendados

Comentarios