Buscar
Usuario

Política

El referéndum en Extremadura que une desde Podemos hasta VOX: ¿por qué una consulta para unir Don Benito y Villanueva?

Toda la clase política se ha unido en una iniciativa de participación ciudadana que promete un gran desarrollo para ambos municipios.

El referéndum en Extremadura que une desde Podemos hasta VOX: ¿por qué una consulta para unir Don Benito y Villanueva?

Don Benito y Villanueva de la Serena, dos localidades de la provincia de Badajoz, se enfrentan a un referéndum en el que estudiarán su posible unión bajo un único término municipal en una situación que ha implicado un escenario poco habitual.

En una situación prácticamente insólita en la política española actual, la iniciativa ha contado con el apoyo de todo el arco parlamentario: PSOE, PP, VOX, Unidas Podemos y Ciudadanos han apoyado la celebración y el 'sí' a la consulta. También ha contado con el respaldo de los Ayuntamientos implicados y los tres presidentes de la Junta de Extremadura: Guillermo Fernández Vara, Juan Carlos Rodríguez Ibarra (ambos del PSOE) y José Antonio Monago (PP).

La votación tendrá lugar el próximo 20 de febrero y a ella estarán llamados los 37.300 habitantes de Don Benito y los 25.800 de Villanueva de la Serena. La Junta de Extremadura ya ha impreso 200.000 papeletas, la mitad en color sepia para Don Benito y la otra mitad en blanco, para Villanueva de la Serena. La pregunta es clara: "¿Está de acuerdo con que el Ayuntamiento de Don Benito/Villanueva de la Serena ejercite la iniciativa para la tramitación del procedimiento de fusión con el municipio de Villanueva de la Serena/Don Benito?".

Todos los partidos políticos, desde VOX a Unidas Podemos, han celebrado un acto al que han asistido los presidentes de la Junta: "Estamos ante un momento histórico", han afirmado Vara y Monago durante su celebración.

El movimiento tiene gran relevancia en una de las Comunidades Autónomas menos favorecidas por el desarrollo económico de España: ambas poblaciones, ahora unidas bajo un solo Ayuntamiento, se convertirán en la tercera de la región, por detrás de Badajoz y Cáceres y por delante de otras grandes como Mérida o Plasencia.

Además, la nueva urbe pasará a ser la segunda en Producto Interior Bruto, tras Cáceres. Una promesa de futuro para la juventud extremeña, que se ha visto afectada sensiblemente por la falta de oportunidades y las promesas laborales que finalmente no adquieren recorrido.

Las calles de ambas localidades se han llenado de carteles en apoyo a la iniciativa, que permitirá crear la primera localidad en producción agrícola y ganadera de la región (19,7%) e industria (8,1%). Además, sería el segundo núcleo comercial, con un 16%.

La fusión de ambas localidades, que otorgará una mayor relevancia a nivel regional para la zona, requerirá el 66% de apoyos para que salga hacia adelante. La única encuesta organizada hasta la fecha para pulsar la opinión pública sobre esta fusión fue publicada por el diario Hoy el pasado 26 de septiembre y arrojaba un 69% de apoyo en Don Benito y un 77% en Villanueva de la Serena.

Las reticencias, sin embargo, son mayores en Don Benito, la localidad de mayores dimensiones a nivel económico y poblacional, donde se considera, entre algunos sectores, que el beneficio realmente parte para sus vecinos. Sin embargo, la ilusión de crear una gran ciudad con potencial mediante un mecanismo como la participación ciudadana parece cosechar amplios apoyos y el respaldo de toda la clase política.

"Si esto fuera en Madrid, estaríamos todos los días en el telediario"

La propuesta de la consulta partió de los dos alcaldes implicados, ambos socialistas y con gran apoyo electoral. Tras las elecciones de 2019, decidieron reunirse para organizar la consulta e impulsar la fusión de los dos núcleos urbanos. Dos años después, con todo armado, transmitieron sus intenciones al presidente de la Junta, Guillermo Feánrndeáz Vara, que se mostró a favor. "Si esto fuera en Madrid, estaríamos todos los días en el telediario", señala el expresidente popular, José Antonio Monago, en declaraciones al diario El País.

Lo cierto es que ambas localidades ya compartían muchos aspectos. Entre ellos, los impuestos municipales, bomberos o el plan urbanístico. Incluso el hospital público está compartido por ambas localidades y lleva el nombre de ambos municipios.

Todavía no se sabe cuál será el nombre de la nueva localidad si todo sale adelante, pero sí está claro que los cronistas de la villa de ambas poblaciones, un profesor de la Universidad de Extremadura y un miembro de la Real Academia Española serán los encargados de configurarlo.

En cuanto a la política, ambos alcaldes han prometido que no se presentarán a la próxima elección municipal que se celebrará de forma conjunta. La fusión se llevará a cabo desde el día siguiente a la votación, 21 de febrero, aunque no tendrá carácter institucional hasta las elecciones de 2027, cuando ya se celebren elecciones municipales de forma conjunta.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar