Buscar
Usuario

Política

La Fiscalía pide la absolución del PP por el borrado de los ordenadores de Bárcenas

Carmen Luciáñez considera que "los hechos narrados no son constitutivos de infracción penal alguna".

La fiscal del caso de los 'ordenadores de Bárcenas', Carmen Luciáñez, ha solicitado la libre absolución del Partido Popular por la destrucción de los discos duros del extesorero, ya que no aprecia delito.

Los discos duros, cuya información no se ha podido recuperar, fueron formateados en más de una treintena de ocasiones, rayados y tirados a la basura, tal y como se evidenció durante la fase de instrucción del caso.

Es precisamente este caso el que ha llevado a que el Partido Popular se siente en el banquillo de los acusados, el primer partido político que se ve en esta tesitura. En el caso de que la Justicia ordenase condena, podría ser considerado como una organización criminal y verse obligado a su disolución.

La fiscal no ve delito en el borrado de los discos duros de Bárcenas "La fiscal no ve delito en el borrado de los discos duros de Bárcenas"

La decisión del procesar a la formación conservadora llegó por parte de la jueza Rosa María Freire, que dictó la apertura de juicio oral contra el PP y tres personas físicas en el caso. No se ha recuperado la información, pero no se descarta que se encuentre relacionada con la contabilidad paralela que quedó registrada en los famosos 'papeles de Bárcenas'.

La jueza, señaló a la actual tesorera Carmen Navarro, al director jurídico Alberto Durán y al jefe de informática, José Manuel Moreno, como sospechosos de un delito de encubrimiento y daños informáticos. El PP como partido solo será procesado por el delito de daños informáticos porque se trata de una persona jurídica.

"No hay constancia de la información que contenían los discos duros"

La fiscal considera que no hay constancia en torno al contenido real de los discos duros "La fiscal considera que no hay constancia en torno al contenido real de los discos duros"

En el escrito presentado por la fiscal, se señala que la fase de instrucción no fue capaz de determinar el contenido concreto de los discos duros, por loq ue no se puede determinar "que dicha información fuera relevante para las Diligencias Previas ni para cualquier investigación judicial".

Por su parte, también señala que, al desconocer el contenido de los ordenadores, es imposible determinar si Bárcenas obtuvo los datos que presentó en un pendrive a través de dichos dispositivos.

"Tampoco se ha acreditado que el borrado ni formateo de los discos duros de los citados ordenadores haya causado daño grave al señor Bárcenas o a ninguna investigación judicial", ha añadido. La decisión depende ahora de la Justicia.

Artículos recomendados

Comentarios