Más de la mitad de los jóvenes españoles, adictos al "me gusta"

Más de la mitad de los jóvenes españoles, adictos al "me gusta"

Unos estudios reflejan la gran dependecia y adicción de más de la mitad de los jóvenes españoles del imperio del "me gusta" de las redes sociales.

Tecnología Mario Cerdeño Mario Cerdeño 09 Julio 2018 10:00

'Nosedive', el primer episodio de la tercera temporada de 'Black Mirror', la serie creada por Charlie Brooker, ya avisa de los peligros del imperio del "me gusta", la adicción a las redes sociales y, sobre todo, la excesiva y obsesiva exposición en ellas. Sin embargo, este episodio expone muy eficazmente su uso -el de las redes sociales- y cómo se relaciona con la propia autoestima del usuario.

Sin embargo, Charlie Brooker, no estaba tan lejos de la realidad: el imperio del "me gusta", el postureo y de los seguidores de las redes sociales ya está aquí. La era del influencer ha llegado para quedarse, parece, durante mucho tiempo. Un individuo que se podía definir aquel que tiene muchísimos followers en sus redes, es un "ejemplo a seguir" y las marcas se pelean -literalmente- por conseguir que anuncie en alguna de sus fotos un producto suyo. La marca realmente no compra a la persona sino a su personaje. Aquel que en sus imágenes representa un estilo ideal y fantástico de vida dondeno hay pie para la tristeza o los problemas.

Redes sociales provocan falsa sensación de sociabilidad "Redes sociales provocan falsa sensación de sociabilidad"

Los influencers, un modelo nocivo y costoso

Ese modelo idílico que representan el 99% de los influencers es tan nocivo como costoso para ellos mismos. Ese estilo de vida, representado en sus fotografías, solo caben sonrisas, parajes majestuosos, creatividad y felicidad todo ello adornado con maravillosos filtros y composiciones. Hay que lograr "me gusta" a cualquier precio ya que el chollo se acaba. Sin embargo, este modelo se está convirtiendo ya ha saltado a un nivel más "terrenal" y, ahí, está el problema. A una edad temprana los niños empiezan, entre ellos, a medir su popularidad por su tasa de "me gustas" y comentarios en su Instagram o Facebook. Algo que se convierte en un problema.

Este tipo de comportamientos provocan problemas psicológicos relacionados con la obsesión y ansiedad. El mundo de la persona empieza a girar en torno a que todo lo que suba necesita una aprobación a base de "me gusta". La obsesión es tal que hará todo lo posible para conseguirlo ya sea por una manipulación de la fotografía o por la representación falsa de su realidad. Las estadísticas demoledoras están ahí: el 70% de los usuarios se siente mejor cuando reciben un "me gusta" en alguna de sus publicaciones.

Problemas de ansiedad y depresión "Problemas de ansiedad y depresión"

Problemas psicológicos

La realidad es que cada vez los jóvenes, entre 18 y 30 años, cuidan y viven más su imagen en las redes sociales; de hecho, un 75% admite que piensan muy bien el contenido que comparten en sus redes, aunque muchos no se sienten preocupados por los seguidores que tienen; aun así, los estudios reflejan que más del 50% utilizan las redes una media de cuatro horas diarias.

El uso excesivo de las redes sociales puede acarrear no solo adicción, sino también, una sensación de falsa sociabilidad, a lo que hay que añadir una sensación de bienestar que realmente no existe. Como resultado, esto puede traer serias consecuencias en la autoestima de todos los jóvenes acarreando problemas de ansiedad y depresión.

Comentarios