Buscar
Usuario

Noticias

No, la joven holandesa Noa no murió por eutanasia

La joven holandesa murió en su vivienda sin comer ni beber con el beneplácito de sus padres y los médicos que la trataban entonces.

No, la joven holandesa Noa no murió por eutanasia

Un error de las agencias de medios y en la fuente de origen fue el causante de una información errónea sobre la muerte de la joven holandesa Noa Pothoven, de 17 años y que supuestamente murió en una clínica de los Países Bajos tras recibir la eutanasia en la clínica Levenseinde.

Ahora, ese centro ha emitido un comunicado donde niega que hubiesen aceptado las reiteradas peticiones de la joven para aprobar la eutanasia y que la joven Noa falleció tras "dejar de comer y beber" en su vivienda.

El comunicado de la clínica también señala que la joven intentó en repetidas ocasiones que la clínica aprobase su suicidio asistido. Los médicos barajaron la posibilidad y finalmente apostaron por recomendarle continuar con el tratamiento psiquiátrico y esperar a que su cerebro estuviera completamente desarrollado, es decir, a los 21 años de edad. Son los únicos datos que aportan, ya que aseguran que "debido a las normas de privacidad" no pueden hacer ninguna declaración al respecto.

La joven falleció tras varios días sin recibir alimento ni líquido "La joven falleció tras varios días sin recibir alimento ni líquido"

La verdadera muerte de Noa se produjo en su vivienda, rodeada de amigos y familiares. La joven había decidido dejar de alimentarse e hidratarse a través de la sonda nasogástrica (como consecuencia de su anorexia) desde hacía varias días, algo que la ley contempla para mayores de 16 años eximiendo de cualquier responsabilidad penal a sus allegados. Los médicos que la trataban también decidieron no intervenir para evitar el fatal desenlace.

Ahora surge el debate en Holanda sobre cómo se está actuando en este tipo de situaciones y si la atención que se concede a los enfermos mentales está siendo lo suficientemente errónea. Entre la población holandesa, ha surgido cierta idea de que el caso representa un fallo social por las circunstancias particulares que rodean a la muerte de Noa. La madre de la joven ha denunciado los problemas para que la joven recibiera un tratamiento satisfactorio como consecuencia de la larga lista de espera que se registra en este tipo de centros.

Un caso que ha conmocionado a toda Europa

La muerte de Noa se ha producido tras años en los que ha vivido un fuerte sufrimiento como consecuencia de las enfermedades mentales que la joven arrastraba desde hacía varios años.

El infierno comenzó cuando tenía 11 años. En aquella época, Noa era una joven normal y sin problemas relevantes. Pero unos abusos sexuales que se repitieron hasta que cumplió los 14 años derivaron en problemas de depresión, trastorno postraumático y anorexia.

El caso de Noa ha conmocionado a toda Europa "El caso de Noa ha conmocionado a toda Europa"

"No me voy a andar con rodeos: voy a estar muerta como mucho en diez días. Tras años de lucha, mi lucha ha terminado. Por fin voy a ser liberada de mi sufrimiento porque es insoportable. No me intentéis convencer de que esto no es bueno. Es una decisión bien considerada y definitiva", escribió en su perfil de Instagram pocos días antes de morir.

Fue entonces cuando la joven puso una cama de hospital en su casa, donde residían sus padres. Desde entonces, se negó en rotundo a recibir alimentos o bebidas. Los padres y los médicos decidieron aceptar esa decisión y no la forzaron a cubrir sus necesidades vitales.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados