Buscar
Usuario

Vida

Esta joven adelgazó 61 kilos comiendo patatas fritas

El éxito de su plan consiste en ejercicio diario y en una moderación en los alimentos que consume.

La joven Alyssa Figaro optó por tomar una decisión respecto a su salud tras comprobar que había adquirido más peso del deseado, pero sobre todo después de acudir a una fiesta en la que no pudo evitar compararse con el resto de chicas. Así fue comoinició todo un camino repleto de dificultades, pero con un final prometedor en el que le esperaba una vida mucho más saludable.

Alyssa comenzó contando las calorías que consumía, pero se percató de que este sistema no le compensaba. Al contrario de lo que dicen muchos especialistas y nutricionistas, Alyssa prefirió mantener una alimentación en el que tienen cabida todo tipo de alimentos, pero con la diferencia de que ahora los consume de una forma más racional y controlada, sin llegar a excesos.

El antes y el después de Alyssa Figaro "El antes y el después de Alyssa Figaro"

Por tanto, el consumo moderado fue la clave en la pérdida de peso de Alyssa, que sin llevar a cabo ningún tipo de dieta específico, se centró en comer alimentos naturales, entre los que, para sorpresa de muchos, se encuentran las patatas fritas. De esta forma, en lugar de poner restricciones y elegir solo una serie de alimentos para su consumo, optó por una alimentación moderada.

"Mientras miraba hacia atrás, me daba cuenta de que 'pecaba' más si restringía los alimentos que más me gustaban. Soy humana, así que si quiero comer patatas fritas con salsa, lo haré, con moderación y siempre volviendo al plan al día siguiente", argumenta Alyssa tras comprobar el éxito de su nueva forma de alimentación.

La importancia de realizar ejercicio diario

El ejercicio resulta imprescindible para llevar una vida saludable "El ejercicio resulta imprescindible para llevar una vida saludable"

Su familia también fue un argumento de peso a la hora de tomar la decisión de adelgazar, sobre todo porque los padres de la joven trabajan en la industria del fitness y conocen de primera mano los beneficios de realizar ejercicio físico a diario. "Quería hacerlos sentir orgullosos. Hice muchos intentos, pero fallé más veces de las que puedo contar, para ser sincera", reconocía la propia Alyssa.

De este modo, el primer paso que dio la joven fue el de contratar a un entrenador personal que le ayudara a ser constante y a diseñar y controlar su rutina de ejercicios. Seguidamente comenzó a asistir al gimnasio cinco días a la semana, realizando sesiones de cardio e incluso levantamiento de pesas para ayudar en la tonificación muscular de su cuerpo que, poco a poco, fue perdiendo peso.

Tan solo año y medio después de comenzar su nueva vida, en la que la actividad física y una alimentación controlada fueron clave, Alyssa consiguió adelgazar 47 kilos, una cifra satisfactoria y sin necesidad de privarse a la hora de comer. Además, únicamente pasó por quirófano para solucionar el problema de exceso de piel tras la pérdida de peso, lo que también le permitió reducir unos kilos más.

Artículos recomendados

Comentarios