Buscar
Usuario

Noticias

Encuentran a un hombre con el pene amputado y diciendo que es un extraterrestre

Se investiga el caso del individuo al que encontraron deambulando por las calles de Benalmádena (Málaga).

Corría una tranquila mañana de sábado el pasado 6 de abril cuando, de pronto, la vida en Benalmádena, municipio de la provincia de Málaga, se vio trastocada por un, cuanto menos, curioso episodio. En una de sus calles apareció un hombre con un golpe en la cabeza, signos de asfixia en el cuello y una amputación parcial del pene. Los vecinos de la urbanización Torremuelle avisaron a las autoridades al ver al individuo deambular desorientado y con la cabeza y las manos cubiertas de sangre. 

La Policía Local se encargó de trasladarlo al hospital, según recoge Diario Sur, donde los sanitarios descubrieron al desnudarlo que tenía el pene anudado con cordones de zapatillas y gomas del pelo, muy apretado, como si hubiese intentado hacerse un torniquete. Con el miembro destrozado y ante la hemorragia presentado, el hombre ingresó directamente en quirófano para realizar una primera cirugía.

Más allá de su pene, las pruebas revelaron que el hombre, de entre 30 y 35 años, presentaba lesiones en el cuello compatibles con un intento de asfixia. Según recoge el medio anteriormente citada, el paciente se encuentra estable y pendiente de evolución y de otras pruebas. 

Algo más recuperado de las lesiones, el individuo manifestó que quería irse a su casa, preguntándose todo el tiempo qué hacía en el hospital. Además, le dijo a los sanitarios que le habían dado un mordisco, pero no se descarta que pudiera haberse autolesionado. Las autoridades siguen investigando el caso.

Diferentes identidades

El hombre se está recuperando en el hospital "El hombre se está recuperando en el hospital"

Desde que ingresó en el hospital, el hombre ha dado diferentes versiones de lo sucedido además de presentarse con diferentes identidades. Al principio se presentó como Sergio y aseguró ser un extraterrestre al que habían atacado. Eso sí, dijo que el pene no era suyo. Más tarde insistió en que su nombre era Naomi. Ante las dudas sobre su identidad, un retén de la Brigada de Policía Cuentífica se trasladó hasta el centro hospitalario para tomarle las huellas y tratar de identificarlo.

Todo apunta a que sufre algún tipo de desequilibrio o de trastorno mental, sin embargo, no hay constancia de que haya sido asistido en el servicio de psiquiatría del Hospital Clínico ni tampoco que tenga un historial de esta índole en el Servicio Andaluz de Salud. Otra de las hipótesis es que hubiese consumido algún tipo de sustancia estupefaciente, sin embargo, el paciente ha dado negativo en alcohol y drogas. El caso sigue siendo un misterio. 

Artículos recomendados

Comentarios