Buscar
Usuario

Ciencia

Fotodesinfección nasal: el ensayo para reducir los contagios Covid

Con el tratamiento se pretende "destruir el reservorio" del Covid-19 de las fosas nasales para evitar que se contagie a otras personas.

Fotodesinfección nasal: el ensayo para reducir los contagios Covid

Después de casi dos años de pandemia, se siguen investigando nuevas técnicas para tratar de frenar los contagios. Así, la Clínica Universidad de Navarra (CUN) está desarrollando un estudio en el que un grupo de 100 pacientes se va a someter un tratamiento de fotodesinfección nasal para "destruir el virus alojado en la nariz y evitar así que contagien a personas sanas".

El objetivo, según ha detallado la CUN en una nota de prensa, es "reducir al mínimo la posibilidad de que las personas con Covid-19 contagien a otras en las fases iniciales de la enfermedad". Para ello se está poblando un dispositivo de la compañía canadiense Ondine Biomedical Inc. en pacientes que han dado resultado positivo en una prueba PCR.

El doctor Francisco Carmona, especialista del Servicio de Enfermedades Infecciosas de la CUN y co-investigador principal del ensayo, explica que con la fotodesinfección nasal no se busca "curar a los pacientes cuando la enfermedad está ya instaurada", sino "destruir el reservorio del Covid-19 en las fosas nasales, donde la replicación del virus es más activa los primeros días".

"Si conseguimos esto, esperamos que el virus no se transmita y que el paciente deje de ser un agente transmisor de la infección a otras personas a corto plazo tras el tratamiento", ha añadido.

Beneficios del tratamiento

Por su parte, el doctor Alejandro Fernández-Montero, especialista en Medicina del Trabajo de la CUN y co-investigador del ensayo, ha expuesto que que "si se consigue eliminar el reservorio del virus, este tratamiento podría permitir acortar la duración de los confinamientos con infección por SARS-CoV-2, generando un impacto positivo en la población, las empresas y la economía".

"El ámbito hospitalario se podría beneficiar doblemente, disminuyendo el riesgo de contagio de los enfermos al personal sanitario, y acortando las bajas de los profesionales sanitarios o de los cuidadores de dependientes, que en situaciones de pandemia son imprescindibles", ha subrayado.

Otra ventaja, apunta Carmona, es que este tratamiento "sería agnóstico al tipo de variante", lo cual lo convertiría en "un complemento perfecto a las actuales medidas de prevención y terapéuticas", además de que "el virus no puede desarrollar ninguna resistencia al tratamiento".

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar