Eurovisión 2018: Saara Aalto representará a Finlandia tras una selección modelo

Eurovisión 2018: Saara Aalto representará a Finlandia tras una selección modelo

La finlandesa llevará a Lisboa 'Monsters', dispuesta a ser una de las destacadas en el pop del festival.

Los métodos para seleccionar una canción para el Festival de Eurovisión son especialmente variados. Entre preselecciones nacionales, selecciones internas o incluso procesos donde elegir canción por un lado e intérprete por otro, cada delegación apuesta por un formato u otro, viendo en perspectiva tanto las capacidades económicas como la ambición con la que se acude al festival.

En este 2018, un año donde muchos países se han atrevido con su primera preselección de cara al público, o han vuelto a dejar en manos de la audiencia a su representante, Finlandia ha presentado un proceso de selección redondo que lo ha colocado en primera línea para Eurovisión tras quedarse fuera de la final hace 365 días. Cuando se tienen las ideas claras, todo va más fluido.

Saara Aalto como imagen

Saara interpretando 'Monsters' en el UMK "Saara interpretando 'Monsters' en el UMK"

Prácticamente desde el año pasado quedaba claro que Saara iba a ser la imagen de los fineses en Eurovisión. Aalto, habitual de talents show dentro y fuera de sus fronteras (fue segunda en La Voz en Finlandia, e hizo lo propio en Factor X de Reino Unido), la intérprete se ha convertido en todo un fenómeno en su país, algo que ha ayudado mucho a que la preselección de su canción haya sido todo un éxito.

Siendo la televisión finlandesa una de las primeras en desvelar su representante, solo quedaba la duda de conocer su canción. Presentando en el ya prestigioso UMK tres canciones distintas de la mano de compositores de primera línea en la esfera eurovisiva, la televisión nórdica dejaba en manos prácticamente todo a su audiencia. 

Pudiendo votar por el traje que llevará Saara en Eurovisión, pasando por aportar ideas para la puesta en escena o por supuesto elegir la canción, los fineses apostaron por la vía de invertir meses de trabajo en crear la imagen de una cantante, antes que sacar a varios candidatos y perder tiempo por el camino. En el día de la final, Finlandia ya tenía tres canciones competitivas, tres videoclips elaborados, y una gran estima en las apuestas, las que le colocaban en el top-10 incluso antes de sacar ninguna canción. El resto, es historia.

Monsters fue la elegida

Los fineses pudieron elegir hasta su vestido para Eurovisión "Los fineses pudieron elegir hasta su vestido para Eurovisión"

Entrando ya directamente con la gala de selección finlandesa para Eurovisión 2018, el UMK no sorprendió en contenidos, puesto que las canciones ya eran conocidas, pero sí dieron la talla con una realización y despliegue exquisito. Contando con un jurado internacional amplio, unas puestas en escena de infarto (quizá algo sobrecargadas) y una gala que no se hizo pesada (es un milagro en eventos de este estilo), sería 'Monsters' la canción elegida por la audiencia y el jurado internacional, venciendo a 'Domino' y 'Queens', otras dos canciones del mismo palo del pop, pero que igualmente hubieran sido competitivas en Lisboa.

La canción, habla de romper con los tabúes y miedos y dejar a los monstruos atrás, en un alegato de positivismo que Saara complementa con una puesta en escena tétrica que acaba con un vestido de LEDs y todo colorido. Como si fuera el inicio y fin de un pasado tormentoso, la canción es pegadiza y está bien producida, algo que no ha pasado desapercibido por la crítica y las apuestas de pago, colocándola en torno al Top-15. Estos presagios demuestran que la final será un seguro para los fineses, al mismo tiempo que la puesta en escena puede ser diferencial para ellos, siempre y cuando no recurran tanto al fuego de artificio, el ventilador y el glitter. Menos es más siempre. 

Una más en la lucha de divas

Saara en el momento de conocer su canción elegida "Saara en el momento de conocer su canción elegida"

Si bien en este repaso eurovisivo hemos hablado en muchas ocasiones de canciones que se quedan solas en su lucha por estilos de cara a Lisboa, el caso de Finlandia no es así. Acudiendo al pop actual en voz de un mujer llamada a ser figura y transmitir por su carisma, la lucha por ser la diva del festival es ardua. 

Con ejemplos como Eleni Foureira en Chipre, las que apostaron por el jazz y el sosiego como Sennek o Laura Rizzotto, u otras que también acaparan cámaras como Yianna Terzi (Grecia) o Aisel (Azerbaijan); la lucha se presume ardua, aunque de momento Saana cuenta con el privilegio de tener la posición dominante.

¿Qué puede ocurrir en Lisboa? Dos opciones: que se materialice todo el fandom que ha ido generando Saara en una gran posición en el televoto que le haga crecer en el festival, o que esto no ocurra, y unido a que no es una canción que presumiblemente vaya a llevar mucho cariño de los jurados, acabe en el fondo del festival. En principio, las apuestas hablan de una zona templada para Saara Aalto, con un alto margen de mejora conforme vayamos viendo su apuesta en el escenario. ¿Se marcharán los monstruos o se quedarán para siempre? Veremos. 

Comentarios