Eurovisión 2018: Un carismático 'nerd', apuesta checa para Lisboa

Eurovisión 2018: Un carismático 'nerd', apuesta checa para Lisboa

Mikolas Josef presenta 'Lie to Me', una canción urbana y pegadiza que ha irrumpido con fuerza en las apuestas.

Televisión Luis Mesa Luis Mesa 10 Abril 2018 16:40

El carisma es algo fundamental de cara al Festival de Eurovisión. Pese a ciertas voces que indican que un país tiene apenas tres minutos y una canción para sorprender al viejo continente e intentar ganar el festival, lo cierto es que la promoción es algo esencial, y para ello no solo vale con ser un buen cantante. 

Saber manejarse con los medios, la simpatía y poder ofrecer versatilidad para hacer todo tipo de cosas son puntos que suman en una candidatura, y buenos ejemplos son los de ganadores como Måns Zelmerlöw o Conchita Wurst, figuras que además de haberse llevado el micrófono de cristal a posteriori han sido más importantes como presentadores de eventos relacionados con el festival, relevantes por su imagen, y más recordados por el intérprete casi que por la canción. 

En esa lucha por la simpatía en el festival, las Pre-Parties eurovisivas son la primera arena de batalla, y en este 2018 República Checa ha apostado bien fuerte por ese carisma. Su representante, Mikolas Josef, se plantará en Lisboa con 'Lie to Me', una canción pop urbana que recuerda a muchas que podemos oír diariamente en radiofórmula, pero que viene acompañada también de una imagen y puesta en escena particular y de un intérprete de vestimenta extravagante y muy cercano. Esto también suma.

Tirantes y camellos

Mikolas junto al camello en el videoclip de 'Lie to Me' "Mikolas junto al camello en el videoclip de 'Lie to Me'"

República Checa ha sido uno de los primeros países en sacar a la luz su apuesta para Lisboa. A través de una curiosa preselección donde se presentaron diez canciones en diversos programas de la televisión checa sin necesidad de hacer una gala especial, tanto un jurado formado por exeurovisivos como el público vía app eligieron que 'Lie to Me' fuera el himno checo para Portugal. 

En noviembre, la canción ya estaba en liza, y aparecía con un videoclip rompedor cuanto menos. Josef, ataviado de tirantes, gafas de pasta, mochila y una estética muy 'nerd', compaginaba bailes urbanos con un compañero estrafalario: un camello. Desde ese momento, Chequia apostaba por una imagen que era difícil de olvidar, junto a una canción pegadiza pero predecible.

Semanas después, Josef aparecía para actuar por primera vez en directo en la preselección ucraniana, y completamente solo junto a su mochila intepretaba 'Lie to Me'. En esta ocasión sin camellos ni coristas, atraía durante tres minutos como nadie. Eso es el carisma, la mayor baza checa para Lisboa luego de pasar el año pasado sin pena ni gloria por el festival.

Suena muy familiar

Tirantes y gafas de pasta, claves en su imagen "Tirantes y gafas de pasta, claves en su imagen"

Si ya hemos reiterado en un par de veces que el intérprete marca la diferencia, la canción a nuestro parecer, podríamos haberla oído varias veces anteriormente. 'Lie to Me' recuerda a la primera escucha a éxitos de Justin Timberlake o Robin Thicke, un hecho que no tiene por qué ser necesariamente malo, pero sí genera una serie de comparaciones que pueden volverse en su contra. 

Respecto a la letra, la canción checa no cuenta más que esa típica letra a una 'femme fatale' en voz de un hombre que se ofrece para pasar una noche con ella. Generando consigo rimas urbanas que favorecen y mucho a este RnB, 'Lie to Me' no va a destacar por su letra en Lisboa, pero sí por su sonoridad y por lo pegadiza que es, hechos que la hacen una canción apta para cualquier fiesta en el Euroclub y que tendrá muchísimo apoyo en el televoto.

Superó la censura

Mikolas en el momento de conocer que iría a Lisboa "Mikolas en el momento de conocer que iría a Lisboa"

Los seguidores de Eurovisión sabrán bien que una canción para el festival no es lo mismo el día que se anuncia que cuando aparece en el escenario el día de la final. Arreglos vocales, de instrumentación o adaptaciones al estandar de tiempo del festival hacen cambiar muchas canciones por completo, y en esta ocasión, a República Checa le ha pasado algo parecido.

Si bien el tema de Mikolas sí constaba de tres minutos, la clave ha estado en la 'censura' a alguna palabra malsonante. La UER se suele poner muy estricta ante algún 'taco' o insulto, y por ello, Chequia ha tenido que apostar por una versión 'clean' de 'Lie to Me'. Por suerte, si bien la canción pierde algo de su sentido y sus juegos de palabras, a simple escucha no sufre mucho, algo que en otras ocasiones sí ha ocurrido. Volver a producir la canción y que quede igual que al inicio, es una alegría, y Chequia lo ha conseguido.

Con todo este combo, Chequia se ha convertido en una de las naciones favoritas para ganar el festival. Desde la aparición de la canción, Mikolas Josef no se ha bajado del top-3 de las casas de apuestas, estando actualmente en el bronce de Lisboa 2018. Con la incógnita de ver como la tratarán los jurados al mismo tiempo que conocer la puesta en escena, parece difícil sacar a los checos de un hipotético top-5 o top-10 visto lo visto. ¿Le mentirán las apuestas?

Comentarios